| 

Noticias

La Cosa Nostra atraviesa por uno de sus momentos más difíciles

Ciudad de México.- La detención la semana pasada de Settimino Mineo, el heredero del temido capo de 'Cosa Nostra' Totò Riina, constituye un duro golpe para la organización criminal siciliana, que atraviesa por uno de los momentos más difíciles de su centenaria historia, según explicó a la AFP el jefe antimafia de Italia.

"La 'Cosa Nostra' vive un momento muy difícil", explicó en una charla el general de carabineros Giuseppe Governale, director de la Dirección Investigadora Antimafia (DIA).

La mafia siciliana "ni siquiera maneja completamente el tráfico de drogas en Sicilia y ha tenido que aliarse con la 'Ndrangheta (la mafia de Calabria) para proveerse", subraya el experto.

En una compleja operación para impedir la reorganización de la temida mafia siciliana tras la muerte el año pasado del "capo" histórico Totò Riina, la policía italiana detuvo la semana pasada a 46 personas, entre ellas a Mineo, un joyero de 80 años, conocido por su lealtad a 'Cosa Nostra'.

La detención se llevó a cabo después de que el 29 de mayo pasado se celebrara una reunión secreta de la cúpula de la organización para establecer nuevas reglas y resolver disputas entre las familias.

Según los investigadores, se trataba de la primera reunión en 25 años, es decir después del arresto de Riina en 1993, líder indiscutible aún desde la cárcel, y tenía como objetivo reconstituir sus actividades en el sector del narcotráfico y apuestas por internet.



- Corleone contra Palermo -

"Settimo Mineo es el líder de unos quince clanes mafiosos de la provincia de Palermo, cada uno de los cuales dirige de dos a cuatro familias. Otros cuatro padrinos fueron arrestados junto con varios capos de familia. Así que se trató de una operación muy importante", reconoce el general Governale.

Según el fiscal nacional antimafia, Federico Cafiero de Raho, Mineo fue elegido porque representaba a la vieja guardia, una figura diplomática, que ha sido siempre mediadora, por lo que no genera enfrentamientos por el poder dentro de la organización.

Para los expertos, después del sanguinario reinado de Riina, nacido en Corleone, un pequeño pueblo ubicado a 60 km al sur de Palermo, los clanes de la capital siciliana quieren tener las riendas del poder.

"'Cosa Nostra' siempre ha tenido un líder en Palermo, y cuando los corleoneses tomaron el poder, fue un momento de conflicto, algunos mafiosos huyeron y sólo ahora están empezando a regresar", cuenta Governale.

"Los de Corleone se impusieron en la década de 1960 con Luciano Liggio, luego llegaron sus discípulos, Totò Riina y Bernardo Provenzano", dos líderes históricos de 'Cosa Nostra'.

"Tenían sed de poder y estaban dispuestos a todo. Acabaron con los palermitanos gracias a su audacia y a sus métodos violentos", resume el general.

"La virulencia de los de Corleone era increíble, inclusive para los mismos capos palermitanos", sostiene Governale.

Italia, sin embargo, se sorprendió al descubrir que "Tío Settimo" era el nuevo padrino, ya que los medios de comunicación siempre han presentado como heredero natural a Matteo Messina Denaro, de 56 años, amante de las bellas mujeres y el lujo, fugitivo desde hace 25 años.

"Fue alguien importante en los años 1980 y 1990. Ahora tiene que demostrar sus capacidades operativas", asegura el general.

"'Cosa Nostra' está a años luz de considerar a Matteo Messina Denaro como su jefe", sostiene. (AFP)



Etiquetas Cosa Nostra Momentos Difíciles

COMENTARIOS

MÁS Noticias