Jueza niega amparo a Billy Álvarez



Ciudad de México.- Guillermo Álvarez Cuevas -mejor conocido como Billy Álvarez-, presidente de la cooperativa Cruz Azul, tramitó una demanda de amparo contra el congelamiento de sus cuentas bancarias por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ante una investigación por presuntos delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.



La juez Laura Gutiérrez de Velasco del juzgado séptimo administrativo de la Ciudad de México, sin embargo, rechazó este recurso pues ordenó a Álvarez presentarse para ratificar su firma, así, le negó la suspensión provisional y otorgó un plazo de tres días para acudir al juzgado a ratificar su firma, de caso contrario, la demanda se valorará como no presentada.



“Dada la incertidumbre para establecer si su firma fue estampada de puño y letra, requiérase a Guillermo Héctor Álvarez para que dentro del término de tres días comparezca a efecto de ratificar las firmas estampadas. Apercibido de que de no desahogar en sus términos el requerimiento que se le formula, se tendrá por no presentada la demanda de garantías", señaló la jueza.



TE PUEDE INTERESAR: Congela UIF cuentas bancarias de directivos de Cooperativa Cruz Azul



Apenas la semana pasada, la UIF informó que los recursos financieros de Guillermo Héctor Álvarez Cuevas, de su hermano José Alfredo y su cuñado Víctor Garcés, fueron bloqueados, aunque se precisó que las cuentas bancarias para la operación de la Cooperativa y del Club del futbol estaban libres para respetar los derechos laborales y salariales de los empleados de dichas empresas.



Esta acción se tomó, según la UIF, tras detectar movimientos inusuales en el sistema financiero e involucraría el movimiento de mil 200 millones de pesos movidos desde México a Estados Unidos y España entre julio del 2013 y marzo del 2020.



Billy Álvarez y Garcés han sido señalados por cooperativistas por cometer fraudes en contra de la empresa; señalamientos intensificados desde el año pasado por una aseguradora en Islas Caimán propiedad de Álvarez donde se canalizaban recursos de la cooperativa en pos de asegurar al equipo deportivo.