Juez ordena no cerrar mercado en la GAM



Ciudad de México.- El juzgado sexto en materia administrativa otorgó una suspensión provisional que ordena a la alcaldía Gustavo A. Madero (GAM) no cerrar el mercado público Vicente Guerrero, ubicado en la colonia Nueva Atzacoalco, ya que brinda una actividad considerada esencial.



La suspensión provisional se dio a dos ciudadanos que solicitaron a través de un juicio de amparo que el mercado Vicente Guerrero continuara abierto para que los colonos y vecinos tengan en donde abastecerse de sus alimentos y productos básicos en medio de la emergencia sanitaria por la propagación del Covid-19.



“Solicítese a las autoridades responsables su informe previo, el que deberán rendir por duplicado y dentro del término de cuarenta y ocho horas, contadas a partir del momento en que queden legalmente notificadas del presente proveído”, indica el amparo.



Los quejosos solicitaron este amparo en función de su carácter como consumidores de dicho mercado, así defendieron su interés jurídico como legítimo; de la misma forma, el juez detalló que se trata de interés de la colectividad que los mercados permanezcan funcionando para que los vecinos puedan abastecerse de alimentos, es decir, los mercados públicos brindan una actividad considerada esencial, mismas que las autoridades establecieron que podían continuar con sus labores.



TE OUEDE INTERESAR: Dos mil 500 mdp de créditos de AMLO se van para tianguistas de la CDMX



Por lo anterior, pretender cerrar el mercado público de Nueva Atzacoalco significaría la suspensión de una actividad considerada como esencial; lo mismo aplica no sólo para mercados sino para tiendas de autoservicio, abarrotes, de alimentos preparados y autoservicio.



“De no concederse la medida cautelar, se causarían a los quejosos daños y perjuicios de difícil reparación, en función de que se verían afectados en su patrimonio como locatarios del mercado aludido, así como en su derecho a la alimentación como consumidores, lo cual pondría en juego su salud, al no permitirles el acceso al mercado donde desempeñan su actividad comercial que les sirve de sustento”, se indica en el amparo.



El juez también consideró que cerrar el espacio implicaría que los vecinos tengan que desplazarse distancias mayores para abastecerse, con “lo cual aumenta el riesgo de contagios del virus”.