Jalón de orejas del papa Francisco a jerarcas que no creen en la vacuna contra Covid-19



Ciudad de México.- El papa Francisco pone el ejemplo a los obispos y sacerdotes al anunciar que se vacunará contra el Covid-19 "la próxima semana" y se manifestó en contra del "negacionismo suicida" de aquéllos que seoponen a ese remedio contra la pandemia.



Esta declaración es un jalón de orejas a jerarcas como el cardenal Juan Sandoval Iñiguez, quien minimizó la pandemia y les recomendó a los fieles que de padecer la enfermedad “con tesito de guayaba o con dióxido de cloro te curas bien”.



En entrevista al Canal 5 de Italia el Papa insistió en vacunarse porque "hay un negacionismo suicida que no consigo explicar".



Creo que desde el punto de vista ético todo el mundo debe vacunarse, porque no solamente pones en peligro tu salud, tu vida, sino también las de los otros".



Al menos el cardenal Sandoval es el único jerarca católico que públicamente ha minimizado la enfermedad y considera que la pandemia se armó para dominar a los pueblos. Asegura no usar cubre bocas y saludar a medio mundo.



El mensaje del cardenal Sandoval Iñiguez va en contra de los pronunciamientos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) que ha respaldado las medidas sanitarias de la Secretaría de Salud.



Y más aún desconoce o no cree en los contagios de sus hermanos obispos: los arzobispos Domingo Díaz Martínez, de Tulancingo (72 años) y Faustino Armendáriz Jiménez, de Durango (65 años). Los obispos Salvador Rangel, de Chilpancingo-Chilapa (74 años); Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, de Cancún-Chetumal (70 años); Sigifredo Noriega, de Zacatecas (68 años); José Raúl Vera López, de Saltillo (75 años), y José Guadalupe Torres, de Ciudad Juárez (60); Francisco Moreno Barrón de Tijuana y el auxiliar Francisco Daniel Rivera Sánchez (65 años). Además de los fallecidos.



Se espera que ante el inicio de la vacunación a las personas mayores de 60 años programadas para el próximo mes la CEM emita un comunicado para que asistan y que cada obispo en sus diócesis apoyen nuevamente al sector salud.

Oficial, mujeres pueden ser lectoras y acólitos



El Papa Francisco eliminó la reserva exclusiva a los hombres para el ejercicio de los oficios del Lector y del Acólito mediante el Motu Proprio Spiritus Domini del 10 de enero, práctica que algunos obispos ya permitían.



Esta decisión levantó críticas de grupos contrarios al Pontífice porque ahora esos obispos conservadores que no aceptan la participación de las mujeres en las lecturas o de acólitos están obligados a hacerlo. Aunque difícilmente lo acatarán porque su rebeldía ha sido constante.



El Papa explicó que el motivo por el que las órdenes menores, como el lectorado y el acolitado, durante siglos estuvieron reservadas a los hombres al igual que las órdenes mayores (subdiaconado, diaconado y presbiterado), es que la tradición de la Iglesia ha considerado las órdenes menores “como etapas de un itinerario que debía conducir a las órdenes mayores”.

Modifican Rito para el Miércoles de Ceniza



Para poder respetar las medidas sanitarias de seguridad y evitar el contagio del COVID-19, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos ha modificado el rito del Miércoles de Ceniza, la ceniza se colocará sobre la cabeza de los fieles ya no se les tocará la frente.



De manera general será "pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: «Convertíos y creed en el Evangelio», o bien: «Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás».



Después, el sacerdote se limpiará las manos y se pondrá la mascarilla para proteger la nariz y la boca.



Posteriormente, impondrá la ceniza a cuantos se acercan a él o, si es oportuno, se acercará a los fieles que estén de pie, permaneciendo en su lugar. Asimismo, el sacerdote tomará la ceniza y la dejará caer sobre la cabeza de cada uno, sin decir nada.

  • Eugenia Jiménez

    Eugenia Jiménez

    Periodista especializada en la fuente religiosa. Viajar en el avión con dos papas Benedicto XVI y Francisco en sus visitas a México de las mejores experiencias periodísticas. Me gusta el café mexicano y reportear en campo.