Irrisorias las acusaciones contra Tunguí, acusan damnificados. Malversación de recursos fue mucho mayor, fustigan



Ciudad de México.-Para los integrantes de la organización Damnificados Unidos de la CDMX, la aprehensión de Edgar Oswaldo Tungüí Rodríguez, es una simulación.



Agregaron que la acusación que realiza el gobierno de Claudia Sheinbaum contra el ex funcionario mancerista resulta ridícula por el monto y el nivel de responsabilidad.



“Pareciera que el combate contra la corrupción solo queda en el discurso mientras se prepara un castigo mucho menor al merecido para quien lucro con la emergencia”, criticaron los damnificados a través de un comunicado de prensa.



Recordaron que según la información proporcionada por la Fiscalía de Justicia capitalina, a Tungüí se le acusa por autorizar recursos a favor de las y los damnificados sin que éstos hayan cumplido con los requisitos legales para recibirlos, es decir, en el fondo se responsabiliza a las víctimas del sismo.



Lamentaron que a pesar de la enorme cantidad de pruebas que han ofrecido al gobierno de la CDMX sobre la injustificada autorización de sobre costos autorizados por la Comisión para la Reconstrucción a favor de las empresas del llamado "cártel inmobiliario", la Fiscalía decide no investigar ni perseguir esas prácticas, sino acusar que son los damnificados quienes no cumplieron los requisitos legales.



Consideraron también que el monto de la malversación de recursos, por 149 millones de pesos, resulta irrisorio, pues Edgar Tungüí operó y autorizó como comisionado para la Reconstrucción recursos en favor de empresas constructoras por más de mil millones de pesos, tan solo en tema de vivienda; sin contar con los más de 7 mil millones del fondo para la reconstrucción aprobados para el ejercicio 2018 y que nadie ha logrado explicar en qué se utilizaron, todo con el consentimiento de Miguel Ángel Mancera y su relevo José Ramón Amieva.



“No entendemos los motivos del gobierno de la Doctora Sheinbaum para omitir la investigación respecto a recursos desviados por Tungüí Rodríguez usando de pretexto la reconstrucción, a pesar de que les hemos ofrecido elementos de prueba contundentes.



No olvidemos que antes de ser comisionado para la reconstrucción, Edgar Tungüí fue Secretario de Obras y Servicios. Tendría incluso que rendir cuentas, junto con muchos otros funcionarios de los gobiernos de Ebrard, Mancera y Sheinbaum por su responsabilidad en la falta de mantenimiento a la línea 12 del Metro”, agregaron.



Expusieron que como ejemplo del lucro que Tungüí habría cometido con la emergencia del sismo, los Damnificados Unidos han logrado documentar pagos del ex funcionario por casi 40 millones de pesos como Secretario de Obras y Servicios a empresas de la construcción por contratos nunca ejecutados en el Multifamiliar Tlalpan.



Detallaron que entre diciembre de 2017 y septiembre de 2018, la Secretaría de Obras y Servicios otorgó 9 contratos a favor de 6 empresas, todos por adjudicación directa, por un monto total de 39 millones 160 mil 790 pesos con 65 centavos.



Todos esos contratos tenían por objeto realizar trabajos de reconstrucción en el Multifamiliar Tlalpan y ninguno fue ejecutado pues, como es de conocimiento público, la reconstrucción se realizó con otras empresas y con recursos del Fideicomiso Público para la Reconstrucción y Rehabilitación de Viviendas de Uso Habitacional.



Se trata de los contratos DGCOT-AD-L-1-045-17 y 075-18 para SURISA, S.A. de C.V. por más de 3 millones; DGCOT-AD-L-1-047-17 y 081-18 para Nogver Ingeniería por más de 2 millones 600 mil; DGCOT-AD-L-1-049-17 y 074-18 para CONSULPRO por más millón y medio; DGCOT-AD-L-1-044-17 por casi de 30 millones y medio; DGCOT-AD-L-1-046-17 para Quiron Promotora Inmobiliaria, S.A. de C.V. por casi 700 mil pesos; y DGCOT-AD-L-1-048-17 para Grupo de Diseño, Proyecto, Construcción y Supervisión, S.A. de C.V. por más de 700 mil pesos.



“¿Será que el motivo de no perseguir estos delitos se relaciona con que algunas de estas empresas han seguido siendo contratadas por César Arnulfo Cravioto Romero, actual comisionado para la reconstrucción? ¿O solamente se trata del interés de perseguir aquellas faltas donde se pueda enarbolar un discurso de responsabilidad contra las y los damnificados? El problema no es autorizar recursos para la recuperación de viviendas de las personas damnificadas, ni establecer trámites complicados para que quienes lo han perdido todo nos vemos en la responsabilidad de sortear mayores obstáculos.



"El robo en la reconstrucción se ha dado al autorizar recursos millonarios a favor de algunas empresas sin justificación técnica. Ni Tungüí ni Cravioto han transparentado jamás los criterios para aprobar recursos hasta por casi 2 millones de pesos para reparar una vivienda en Coyoacán, Benito Juárez o la Condesa mientras regatean 250 mil pesos para reconstruir una en la zona oriente de la Ciudad”, acusaron los Damnificados Unidos.

Etiquetas: