Integran cinco carpetas de investigación contra Diana Sánchez Barrios y le congelan cuentas bancarias



Ciudad de México.-La Fiscalía capitalina reveló esta mañana que Diana Sánchez Barrios está involucrada en cuando menos cinco carpetas de investigación relacionadas con los delitos de extorsión agravada y robo agravado en pandilla, una de ellas iniciada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, la cual además le congeló sus cuentas bancarias.



La Fiscalía también indaga en otras probables conductas delictivas de la lideresa de comerciantes en vía pública, como invasión de bienes inmuebles, entre ellos comercios, departamentos y hasta edificios, así como el uso de armas de fuego y privaciones de la libertad.



A través de Twitter, el vocero de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad, Ulises Lara, amplió la información sobre el cumplimiento de la orden de aprehensión, en contra de Diana Sánchez Barrios, que se ejecutó ayer por la noche en calles de la colonia Tabacalera.



El vocero precisó que a la hija de Alejandra Barrios y a otras personas más -cuyos nombres no precisó-, se les relaciona con al menos cinco carpetas de investigación, en las que se denuncia que dicho grupo exigía el pago de cuotas o el denominado “cobro de piso” a diferentes comerciantes establecidos y ambulantes, así como a trabajadores de los mismos, a cambio de no afectar sus negocios ni su integridad física.
En noviembre de 2020, la Coordinación General de Investigación de Delitos de Alto Impacto inició una indagatoria tras recibir la denuncia de una víctima que fue afectada en su patrimonio, en específico, en un negocio ubicado en el Centro Histórico de la Ciudad de México.
Fue entonces que el representante social integró los datos de prueba que presentó ante un juez de control, para obtener, tras varios meses de investigación, concretamente en febrero de este año, la orden de aprehensión ejecutada ayer, día en que fue ubicada dicha persona.



Justo en noviembre pasado, Claudia Morales, comerciante de un local de lentes y óptica en la calle de Tacuba 52, acusó que Graciela Coronel Barrios, hermana de Diana, ingresó al establecimiento de su hermano con un grupo de golpeadores y destrozo el lugar, como represalía porque se negaron a pagar derecho de piso a la organización de la familia Barrios. Claudia, quien por cierto es prima de Diana, presentó una denuncia penal.



Hoy Ulises Lara explicó que de acuerdo con la indagatoria, el modus operandi de la organización que encabeza Sánchez Barrios es llevar a cabo agresiones, hostigamientos y amenazas en contra de agremiados y a otros, y una vez que las personas se ven afectadas, poder exigirles el pago de las cuotas referidas, a cambio de no dañar su integridad física y/o patrimonial.
Por otro lado, informó que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ya realiza el congelamiento de las cuentas bancarias de la hija de Alejandra Barrios.
La propia UIF, presentó una denuncia ante el Ministerio Público el 7 de diciembre de 2020, en la que se señalaron operaciones financieras irregulares de dos asociaciones de las cuales ella forma parte, es decir, la Asociación Legítima Cívica Comercial AC que encabeza su mamá y ProDiana AC.
De acuerdo con la investigación llevada a cabo por la Fiscalía General de la Ciudad, dichas asociaciones posiblemente habrían recibido millonarias cantidades en cientos de depósitos de afectados que eran presionados a pagar las cuotas mencionadas.
Hasta este momento, la Coordinación General de Investigación de Delitos de Alto Impacto integra al menos cinco carpetas de investigación, incluyendo la denuncia presentada por la Unidad de Inteligencia Financiera, así como la que noviembre del 2020, además de otras tres, entre ellas una que se inició en octubre de 2019, derivado de la querella presentada por comerciantes de la colonia Ribera de San Cosme.
Además, se investigan otras prácticas que podrían derivar en la comisión de delitos como invasión de bienes inmuebles, entre ellos comercios, departamentos y hasta edificios, así como el uso de armas de fuego y privaciones de la libertad.



Dirigentes de comerciantes establecidos como Guillermo Gazal Orduña, presidente de Procentrhico, han señalado actividades criminales de Diana Sánchez Barrios y su esposo Luis Alberto Vargas Ruiz.



Gazal ha dicho que Diana y su marido están acusados de diversos delitos. Entre esas acusaciones se encuentra el despojo de un inmueble en el Centro de la Ciudad, propiedad de la Fundación Antonio Haghenbeck, además de enfrentar señalamientos por extorsiones y amenazas en contra de comerciantes de su propia organización y de otras.



Hoy Ulises Lara señaló que ese tipo de acciones no solo podrían documentarse en el primer cuadro de la Ciudad de México, sino en otras colonias en el perímetro de la alcaldía Cuauhtémoc.