| 

Política

Inicia operativo para verificar microbuses y autobuses. En seis meses se revisará a 30 mil unidades



Ciudad de México.-La Secretaría de Movilidad capitalina (Semovi) puso en marcha un operativo de verificación del transporte público concesionado de pasajeros, particularmente para microbuses y camiones. En dos días de aplicación ya generó que 23 unidades fueran remitidas al corralón y otras 36 se encuentran suspendidas.



Andrés Lajous, titular de la Semovi, dio a conocer los objetivos y metas de este operativo que se extenderá por seis meses y a través del cual se busca revisar la situación mecánica y operativa de 30 mil unidades del transporte colectivo de pasajeros.



La primera etapa de este plan inició el pasado 22 de enero en los paraderos de Taxqueña y Universidad, con 280 entrevistas a operadores de las unidades, 213 camiones y microbuses revisados y 91 aplicaciones del alcoholímetro de los cuales ninguno dio positivo.



La metodología para verificar a las primeras rutas del transporte concesionado se realizó con base en el número de incidentes viales registrados en los que hubo algún lesionado y estuvo involucrada alguna de las unidades. Previo a la medida se realizaron reuniones con los representantes de las rutas para informales que se llevarían a cabo esas revisiones.



Así, la Semovi que serán 15 rutas las primeras a verificar. De ellas la que ocupa el primer lugar en la lista a revisión es la 1, con 97 ramales y 3 mil 459 unidades. En camiones y microbuses de esa ruta se han registrado 199 lesionados.



El segundo lugar en la lista de verificación es la ruta 18, con 90 ramales y 2 mil 511 vehículos. En esa ruta ha habido 157 lesionados. La tercera ruta en ese orden es la 14, con 51 rames y 676 automotores. En la ruta 14 hay registro de 106 lesionados.



En el periodo de 22 de enero al 21 de febrero se verificarán esas tres rutas y con ello se habrá supervisado a una cuarta parte de la flota de microbuses y autobuses de la Ciudad.



Por cada operador, las autoridades capitalinas verifican datos como la edad, estado de salud, años de experiencia y la licencia de conducir; del vehículo se revisan la póliza de seguro, modelo de la unidad, placas, tarjeta de circulación, luces, asientos, parabrisas, cromática, medallón, llantas, puertas, pasamanos y condiciones mecánicas.



Durante la conferencia de prensa en la que se dio a conocer este plan de verificación, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, detalló que en una segunda etapa de ordenamiento del transporte público concesionado se habilitarán GPS en cada unidad y se creará una aplicación para que por teléfono móvil los usuarios puedan acusar el mal servicio o las fallas mecánicas detectadas en alguno de esos automotores.

Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Política