| 
Instituto Electoral de la Ciudad de México

Visión CDMX

Incluyen propuestas de OSC en nuevo proyecto de Planeación. Limitan facultades de Sheinbaum



Ciudad de México.-La Comisión de Planeación del Congreso capitalino presidida por el legislador panista Federico Döring, difundió este viernes un nuevo proyecto de la Ley de Planeación del Desarrollo Sustentable para la Ciudad, de mucho mayor alcance y extenso que una versión previa e incluso que una propuesta de la Jefa de Gobierno.



El documento incorpora propuestas de organizaciones de la sociedad civil plasmadas en un foro que se realizó la semana pasada, de diputados de la oposición y hasta de desarrolladores inmobiliarios, aunque ello no es garantía de que se aprobará, pues será sometido a discusión en comisiones esta semana junto con otro proyecto elaborado por la diputada morenista Guadalupe Chavira.



El último proyecto de dictamen de la Comisión de Planeación fortalece la participación ciudadana en la planeación y el desarrollo urbano; reduce la intervención del Ejecutivo local; además de contemplar la prevención y mitigación de riesgos con una oficina específica dentro del Instituto de Planeación.



Este proyecto, que ya se encuentra en la página de Internet del Congreso capitalino, establece que no se podrá realizar un nuevo desarrollo inmobiliario, comercial o habitacional, de carácter privado, si el Sistema de Aguas no determina la factibilidad hídrica para el proyecto.



En el caso de vivienda de interés social, cuando ésta no cuente con factibilidad hídrica, se garantizará a través de un proyecto ejecutivo específico que será avalado por el Sistema de Aguas.



Se agrega que las actividades económicas no podrán comprometer en ningún caso la satisfacción de las necesidades de uso personal y doméstico del agua. Se propone que dentro del Instituto de Planeación haya también una oficina específica de Sustentabilidad Hídrica.



Aunque en este nuevo documento se asegura que quedaron plasmadas propuestas de la jefa de gobierno, en muchos sentido es diametralmente distinto a un proyecto que Claudia Sheinbaum socializó a través de diputados de su partido a inicios de noviembre.



Así, se consideró por ejemplo la propuesta de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), en el sentido de no otorgar a la jefa de Gobierno, atribuciones de dirección y coordinación de la formulación, actualización o modificación de instrumentos de planeación de manera confusa, lo que podría generar invasión de competencias con el Instituto de Planeación Democrática y Prospectiva, respecto del Plan General de Desarrollo y del Programa General de Ordenamiento Territorial.



La propia de Sheinbaum planteaba justo más atribuciones para la mandataria en materia de dirección, coordinación, formulación y modificación de los instrumentos de Planeación.



Otros temas regresan en este proyecto de dictamen generado por Döring y que Sheinbaum había borrado, como el concepto por el cual se garantiza la participación de la ciudadanía, de forma individual o colectiva, como responsable de la planeación democrática.



De igual forma se vuelve a incorporar al Consejo de Evaluación como autoridad en materia de planeación, de tal forma que habrá una revisión externa del Sistema de Planeación y de sus instrumentos a través de este Consejo Los resultados de esa evaluación serán elementos indispensables para sustentar y motivar cada una de las fases del proceso de planeación.



Además, el Consejo de Evaluación establecerá un Mecanismo de monitoreo para verificar el cumplimiento progresivo de las metas del Sistema lntegral de Derechos Humanos y del Sistema de Planeación. Asímismo, establecerá la metodología, mecanismos, procedimientos y herramientas para evaluar la participación ciudadana en el proceso de planeación.



Aunque parece un tema menor, este proyecto vuelve a considerar que en la designación del director del Instituto de Planeación el Congreso capitalino apruebe dicho nombramiento con el respaldo de las dos terceras partes de los diputados integrantes del Legislativo local, es decir 44 votos.



La propuesta de Sheinbaum plantea que la designación se haga con el respaldo de las dos terceras partes de los diputados presentes al momento de la votación, es decir, sí al momento de votar hubiera tan solo 34 legisladores, se necesitaría el aval de únicamente 22 diputados.





La participación ciudadana





Uno de los elementos centrales de este nuevo proyecto de dictamen es el de la participación ciudadana, pues fortalece la intervención vecinal en la toma de decisiones y en las políticas públicas orientadas a la planeación y al desarrollo urbano.



Es por ello que se agrega un capítulo en el Título Segundo, que se denominaría “De la Participación Ciudadana y la gobernanza urbana”, cuyos artículos establecen las reglas generales para que la ciudadanía participe en cada uno de instrumentos de planeación, además de las reglas particulares que se desarrollan en cada instrumento de planeación.



Se reconoce en el presente dictamen, la facultad de las Asambleas Ciudadanas de las distintas unidades territoriales a participar en la formulación, ejecución y seguimiento y evaluación de los instrumentos de participación ciudadana.



Así, se garantiza la participación ciudadana en la formulación, actualización o modificación, ejecución y evaluación de los instrumentos de planeación,



Una innovación es que se busca hacer efectiva la gobernanza urbana a través de la participación en Observatorios Ciudadanos que contribuyan al fortalecimiento de los instrumentos de la planeación conforme lo dispuesto por la Constitución, esta ley y la Ley de Participación Ciudadana y la Ley General de Asentamientos Humanos.



En la elaboración de los instrumentos de planeación se propone un plazo para que la ciudadanía presente observaciones, el cual no podrá ser menor a treinta días.



Además, las consultas ciudadanas serán vinculantes cuando cuenten con la participación de al menos el 15 por ciento de las personas inscritas en el Listado Nominal de Electores del ámbito geográfico respectivo, conforme a lo dispuesto por la Ley de Participación Ciudadana.



Las consultas a pueblos y barrios originarios y comunidades indígenas residentes, serán vinculantes en los términos que establezca la ley de la materia.



Las asambleas ciudadanas podrán participar en la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de los instrumentos de planeación, conforme a lo dispuesto por la Ley de Participación Ciudadana.





La objeción





Otra innovación es que se incluye una figura denominada de objeción, a la cual se podrán apegar los diputados locales para refutar a los integrantes del Comité Técnico de Selección que proponga la jefa de gobierno.



El presente dictamen retoma la figura de la objeción de los nombramientos que haga la Jefa de Gobierno, de los integrantes del Comité Técnico de Selección, y tal objeción se realizaría en sede legislativa, se lee.



Este Comité Técnico de Selección es importante dentro de la estructura pues sus integrantes elegirán a cada uno de los integrantes de los sectores privados, académico, público y social que serán parte del Consejo Ciudadano del Instituto de Planeación.



El documento también señala sanciones penales, además de hacerlos responsables solidarios, a los servidoras públicas que otorguen permisos, licencias o autorizaciones cuyo contenido sea violatorio de las leyes o programas de ordenamiento territorial, así como contra aquellas personas que destinen dolosamente un bien inmueble a un uso distinto del uso de suelo que tenga permitido u obtenga un beneficio económico derivado de dicha conducta, o presenten documentos apócrifos en relación con algún permiso, licencia, autorización o manifestación ante las autoridades competentes en las materias de obras, ordenamiento territorial o medio ambiente.



Etiquetas

Contenido Relacionado

COMENTARIOS

MÁS Visión CDMX

Facebook
Twitter
WhatsApp