| 

Política

Impulsará Morena reforma para que violencia política de género sea causal de nulidad de una elección

Ciudad de México.-Ante la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que le regresó el triunfo como alcalde a Manuel Negrete, diputados de Morena anunciaron que reformarán la Constitución y el Código Electoral capitalinos para tipificar la violencia política de género como causal para anular una elección.

En conferencia, donde fijaron una postura respecto a la resolución del Tribunal, los legisladores morenistas recordaron que, al analizar la Constitución local, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó en la norma máxima capitalina la violencia de género como una causa para anular comicios.

La legisladora Paula Soto, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, lamentó que la resolución del TEPJF sienta un peligroso precedente de impunidad, porque estableció que sí hubo violencia política, pero no fue la suficiente para considerar inválida la elección.

“Estaremos presentando las reformas necesarias, porque ya habíamos logrado avanzar en la Constitución local, pero la Corte echó para atrás el reconocimiento de la violencia política de género como un agravante y una causal de nulidad de la elección. Entonces, estaremos presentando próximamente una reforma a la Constitución de la Ciudad y las leyes secundarias para que la violencia política de género pueda ser considerada como un delito electoral”, expuso Soto.

Durante la conferencia, el congresista Carlos Castillo dio lectura a un posicionamiento en el que los morenistas lamentaron que sea la segunda vez en la cual se configura y válida un fraude en Coyoacán, pues en 2015 el triunfo lo obtuvo en ese entonces la candidata a Jefa Delegacional Bertha Luján, a pesar de que había quedado demostrado el uso de programas sociales.

Castillo acusó que en esta ocasión quedó fehacientemente comprobado a través de las oficialías electorales, así como la negativa por parte de la delegación Coyoacán de parar la entrega de dádivas aún y cuando en diversas ocasiones lo dispuso el Instituto Electoral de la Ciudad de México.

“El Tribunal Electoral establece un grave precedente: sí reconoce que hubo violencia política de género en contra de la candidata de la candidatura común, “Juntos haremos historia” conformada por morena, PT y PES, María Rojo, pero no pudo determinar de qué manera influyó en el resultado, lo anterior además de que la revictimiza, deja en la indefensión a las mujeres del país que en un futuro decidan ejercer su libre derecho a la participación política ya que quien pretenda violentarlas por su condición de género sabe que puede haber impunidad lo cual es muy grave y lamentable”, leyó Castillo.

Dijo que, a pesar de no compartir la resolución, respetan la resolución del Tribunal Electoral, pero de ella se desprenden delitos y responsabilidades administrativas que han quedado claramente acreditadas, por lo que llevarán a cabo las denuncias correspondientes para que se investiguen los hechos y no queden impunes.

Por su parte, el legislador Alejandro Encinas reiteró la crítica a que la resolución es un mensaje de desaliento para las mujeres que participan en político, porque aún considerando la violencia política de género, determinó que esta no es determinante. “Le faltó valor al Tribunal ante la violencia flagrante”, dijo el diputado.

Tanto Encinas como la coordinadora de Morena, Ernestina Godoy, hicieron un llamado a los diputados federales a abrir la discusión para abolir el criterio de determinancia usado por los magistrados del TEPJF, para decir que a pesar de haber violencia de género era más importante salvaguardar la diferencia de votos entre el primero y el segundo lugar, que fue de más de 11 por ciento.

Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Política