Impuestos a juegos, alcohol, hospedaje y Tenencia no tienen fines recaudatorios



Ciudad de México.-Con el argumento de que no es un fin recaudatorio sino de salud pública y de solidaridad, funcionarios de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad defendieron ante diputados el impuesto de 4.5 por ciento en el precio de bebidas alcohólicas, de 10 por ciento a quien participe en juegos y sorteos, de hasta 5 por ciento a servicios de hospedaje por aplicación (Airbnb) y a las obligaciones para que autos de lujo paguen la Tenencia.



El procurador fiscal Edwin Meraz Ángeles, así como el tesorero Roberto Carlos Fernández González, comparecieron en las Comisiones de Presupuesto y Hacienda del Congreso local, donde insistieron que el paquete económico para 2020 no incluye medidas orientadas a castigar o perseguir contribuyentes.



Meraz fue el primer en presentarse ante los diputados. Ahí destacó que, por ejemplo,un punto porcentual que suba el costo de una bebida alcohólica, disminuye en 1.48 por ciento el consumo de ese producto, según datos del Consejo Nacional Contra las Adicciones.



El impuesto para jugadores y apostadores pretende combatir la ludopatía y el impuesto a los servicios de hospedaje por Airbnb buscan establecer un piso paraje, pues los ofertadores pagan impuestos como predial y agua con tarifa habitacional que está subsidiada. Ese beneficio no aplica para dueños de hoteles y moteles.



Destacó la homologación del cobro de la Tenencia con el Estado de México, a una tasa fija de 3 por ciento, lo que también evitará tarifas diferenciadas y que más de un millón de autos evadan el pago de esa contribución en la capital del país.



Se trata de un tema de solidaridad pues los dueños de esos vehículos usan y se benefician de la infraestructura vial de la Ciudad, sin contribuir con impuestos, pues evaden el pago al emplacar sus autos en otras entidades, explicó.



En materia de impuesto predial, dijo que desapareció el subsidio para los contribuyentes ubicados en los rangos más bajos, A, B, C y D, pues así lo estableció la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al considerar que se violaba el principio de equidad tributaria.



“El compromiso desde luego de parte nuestra es que a la par de subsanar la inconstitucionalidad los contribuyentes de dichos rangos no sufrirán ningún incremento y que continuarán pagando únicamente la cuota fija en los términos en los que se viene realizando ahora”, dijo Meraz.



Anunció que para toda la población se prevé un descuento de 8 y 5 por ciento por pago anticipado del predial, según se realice en enero o en febrero.



Además, permanecen los beneficios fiscales como condonaciones en predial y agua para los damnificados del sismo de 2017.



Por separado, el tesorero Roberto Carlos Fernández detalló que se eliminará un subsidio en pago de agua a usuarios de uso mixto y no doméstico que generará un aumento en la recaudación por 200 millones de pesos.



Estimó que el cobro de impuesto a servicios de hospedaje por aplicación elevará de 80 a 100 millones de pesos esa recaudación.