IMSS otorga concesión a empresario señalado por fraude en EU y México



Ciudad de México.- Baldemar Pérez Ríos, dueño de la empresa Levanting Global Servicios SA LLC -a la que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le acaba de otorgar un contrato para surtirse de respiradores contra el coronavirus-, ha sido denunciado en diversos juicios por autoridades en Estados Unidos (EU) y por Petróleos Mexicanos (Pemex).



La empresa de Pérez Ríos adquirió un contrato con el IMSS para surtir 2 mil 500 ventiladores por un monto de 93 millones de dólares.



El propietario de dicha empresa –residente en Houston, Texas- fue sentenciado en julio del 2017 por haber prestado su nombre en un fraude millonario a inversionistas estadounidenses a través de una compañía fantasma e intentó estafar a Pemex, según información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).



TE PUEDE INTERESAR: Juzgado ordena a AMLO diferir impuestos a empresa en SLP



Bajo el pretexto de la situación y la emergencia sanitaria, la adjudicación a Levanting Global Servicios SA LLC fue directa y con un valor de 93 millones de dólares, que equivale a unos 2 mil millones de pesos.



MCCI señaló, también, el elevado costo de los equipos encargados por el IMSS, expertos consultados por la asociación civil puntualizaron que dicha empresa no figuraba en el mercado pues no habían escuchado de ella.



Mexicanos Contra la Corrupción reveló que en realidad se trata de una empresa de servicios petroleros constituida en Missouri City; hasta 2018 aparece como director de la empresa Baldemar Pérez Ríos –ingeniero químico que asegura haber trabajado en Pemex- ante la oficina texana de finanzas.



El supuesto ingeniero químico cuenta con al menos otras seis empresas de servicios petroleros registradas en el estado texano; una de las empresas de Baldemar fue inhabilitada en México desde 2010 después de que Pemex la acusará de falsificar documentación para obtener un contrato millonario.



En 2012, la misma empresa mexicana –en la que no se encuentran registros de la participación de Baldemar Pérez- lo puso al descubierto después de que desmintiera un comunicado en el que otra compañía -de la que supuestamente fue nombrado Director Ejecutivo, Chimera Energy- señalara que había firmado un acuerdo para aplicar su tecnología en la cuenca de Chicontepec, México.



Chimera Energy es la empresa por la cual la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos acusó a Baldemar Pérez de fraude pues intentó vender tecnología a inversionistas a través de una supuesta empresa fantasma.