Homologarán CDMX y Edomex cobro de Tenencia para evitar evasión. Habrá tasa única de 3 por ciento



Ciudad de México.-A partir del año 2020, los gobiernos de la Ciudad y del Estado de México homologarán contribuciones y medidas de cobro de impuestos que se orientan a inhibir la evasión fiscal en el pago de la Tenencia Vehicular, así como a imponerle candados a los vendedores de autos.



El hecho es histórico, pues se trata de la primera vez que ambas entidades logran un acuerdo de esa naturaleza en materia de imposiciones fiscales, mismo que se encuentra considerado en el proyecto de Código Fiscal de la Ciudad para el año próximo año que la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum envió ayer al Congreso capitalino.



El documento propone establecer un nuevo mecanismo de recaudación del impuesto sobre la Tenencia, con el propósito de garantizar que las personas adquirientes de un vehículo en la Ciudad tengan su domicilio en la misma capital del país, además de que se verán obligados a realizar en la urbe los pagos de las contribuciones correspondientes y los trámites de gestión vehicular.



En este contexto, ambas entidades se han propuesto adoptar medidas específicas como el cobro del impuesto mediante una tasa única de 3 por ciento sobre el valor factura sin IVA, depreciado y actualizado, en el caso de vehículos de uso particular de hasta quince pasajeros, incluyendo motocicletas.



Además, ambos gobiernos homologarán los factores de depreciación aplicados en el Estado de México a los de la Ciudad de México. Incluirán esas disposiciones en la legislación fiscal de ambas Entidades.



El esquema de cobro mediante tasa única se aplicará a autos cuyo modelo sea posterior a 2001. Se pasará así de un esquema de tarifa altamente diferenciada a uno de tasa única de 3 por sobre el valor del vehículo.



“De esta forma se transita de un esquema con cuotas y tasas a uno de una tasa única. Es importante señalar que se seleccionó la tasa de 3 por ciento, por ser la tasa base prevista en el esquema de tarifa vigente”, se lee en el proyecto de Código Fiscal.



La autoridad capitalina agregó que no obstante que en la Ciudad de México el cambio significa sustituir tarifa por tasa única, los contribuyentes no resentirán carga impositiva adicional alguna por los ajustes realizados a la estructura de esta contribución.



En el documento, que deberán aprobar los diputados para su entrada en vigor a partir del 1 de enero, se señala que para el próximo año permanecerá el otorgamiento del subsidio de 100 por ciento al Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos para las personas físicas y morales sin fines de lucro, cuyo vehículo tenga un valor factura que no exceda de los 250 mil pesos, incluyendo IVA, y una vez aplicado el factor de depreciación, siempre que se encuentren al corriente en el pago del impuesto y de los Derechos de Refrendo del año en curso.



Una medida adicional para el ejercicio 2020 consiste en la implementación de un nuevo mecanismo para el registro y alta de vehículos, motocicletas y vehículos eléctricos nuevos, el cual se basa en un esquema tecnológico, con la finalidad de realizar dichos trámites de manera fácil y expedita.



Este cambio permitirá que los vehículos se registren vía electrónica a través de las concesionarias; sin dejar de mencionar que mediante el mismo, también se realizará el pago de los Derechos de Refrendo y del Impuesto sobre la Tenencia. Esta medida coadyuvará a generar un padrón vehicular más confiable.



En el proyecto de Código Fiscal, la Secretaría de Finanzas de la Ciudad presentó un diagnóstico sobre la evasión en el pago de la Tenencia. Estimó que actualmente los poseedores de un millón de vehículos de “alta gama”, han establecido un sistema de evasión fiscal; ya que con el propósito de no pagar las contribuciones que la Ley les impone, simulan domiciliarse en otras Entidades Federativas como el Estado de México o Morelos, en donde la tasa gravable del impuesto es menor o no existe.



“Queda claro que dicha evasión fiscal se realiza de manera dolosa por los adquirentes, pero en muchas ocasiones dichas prácticas son fomentadas por los mismos distribuidores, que como estrategia de venta ofrecen estos esquemas a sus compradores, pues de esta manera están en posibilidades de ofertar mejores precios que su competencia, debido a que el precio baja considerablemente.



“Es por ello que muchas agencias con el propósito de ofrecer mejores precios a sus clientes les dan la posibilidad de realizar sus trámites vehiculares en otras Entidades como Morelos, en donde no se cobra tenencia desde enero de 2012”, se agregó en el proyecto de Código.



La autoridad capitalina lamentó que ese trámite de evasión es sencillo, pues no hace falta tener la propiedad de un inmueble en Morelos o algún tercero que facilite el mismo para tramitar las placas en ese Estado. La red de gestores que trabaja con las agencias sólo pide una identificación oficial, la factura de compra y un pago por gestoría que va de 5 mil 300 a 7 mil pesos dependiendo de la agencia.



Los gestores consiguen comprobantes de domicilios en barrios populares y ahí registran autos de lujo que diariamente recorren la Ciudad de México; de esta manera las agencias ayudan a sus clientes a gastar cientos de miles de pesos en un auto, eludiendo a su vez grandes cantidades de dinero en tenencia cada año.



Al tercer trimestre de 2019 el Impuesto sobre Tenencia participó con 17.6 por ciento del total recaudado por impuestos sobre el patrimonio, ubicándose detrás del Impuesto Predial, con 62.4 por ciento, y el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles que aportó 19.9.



Este impuesto registró una captación de 4 mil 784 millones de pesos, lo que representó una caída de 7 por ciento respecto al mismo trimestre de 2018. Esta recaudación se ubicó 6.4 por ciento por debajo de la meta estimada para el periodo enero-septiembre de 2019.



En la Ciudad, los ingresos por la recaudación de Tenencia decrecieron desde el primer trimestre de 2017, y a partir del tercer trimestre de 2018 exhibieron un estancamiento.



Los ingresos captados en 2018 sumaron 5 mil 202.2 millones, de los cuales 52.6 por ciento correspondió al subsidio otorgado.



Para 2020, se prevé una recaudación de 4 mil 987.2 millones de pesos, lo que se traduce en una caída de 3.6 por ciento respecto a lo recaudado en 2019.