Hay riesgo de un tercer repunte de contagios por Covid-19 en la Ciudad, acepta secretaria de Salud local



Ciudad de México.-En la Ciudad de México existe un riesgo latente de repunte de contagios por Covid-19 y ello obliga a estar ocupados, preocupados y pendientes, reconoció la secretaría de Salud de la Ciudad Oliva López Arellano, quien habló de la necesidad y la urgencia de modificar nuestras dinámicas y rasgos culturales como realizar encuentros masivos y familiares.



Durante una comparecencia ante diputados de la Comisión de Salud del Congreso de la CDMX que se realizó de forma conjunta con José Peña Merino, titular de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), Oliva López explicó que ese riesgo de repunte es permanente cuando se presenta un aglomeración de personas, por lo que el gobierno capitalino mantiene una campaña informativa y una vigilancia epidemiológica continua.



El repunte del que habló la secretaria de Salud ante los legisladores locales sería el tercero en la capital del país desde que hace un año inició la pandemia por Covid-19. La alerta de la funcionaria se da justo cuando se acerca las vacaciones de Semana Santa.



“Sí hay riesgo de repunte de contagios, porque es una pandemia vinculada a la movilidad de las personas, a las aglomeraciones, a los encuentros sociales y a que bajemos la guardia en materia de higiene o protección personal”, explicó.



Durante la comparecencia, la secretaria de Salud también defendió el uso de la ivermectina como tratamiento para enfermos por el coronavirus por parte de la administración local, a pesar de que el subsecretario de Salud federal Hugo López Gatell, desacreditó su uso.



Cuestionada sobre este tema por el diputado del PRD Jorge Gaviño, la funcionaria reconoció que existe polémica en el sector salud y especialistas sobre la efectividad de la ivermectina, pero aseguró que en el gobierno de la Ciudad hay convencimiento respecto al uso del fármaco para reducir la carga viral y disminuir la progresión de gravedad del coronavirus.



La secretaria de Salud agregó que en estos momentos hay más de 100 mil tratamientos con ivermectina que fueron prescritos por personal médico del sector salud de la Ciudad.



A pregunta de la diputada del PAN América Rangel, la secretaria de Salud aceptó desconocer el uso que se le dio a los 400 millones de pesos que el año pasado el Congreso local donó al gobierno de Claudia Sheinbaum para atender la pandemia. Dijo que ese recurso se gestiona de manera centralizada y agregó que, al parecer, el dinero se fue para financiar la Universidad de la Salud que crearán en conjunto los gobiernos de México y de la capital del país.



La legisladora América Rangel le reprochó a Oliva López el discurso de que en el pasado gobierno hubo un abandono del sector salud, pues ha servido como pretexto de las actuales autoridades para esconder la incapacidad de sus acciones.



Pero Oliva López dijo que no fue un tema menor el abandono del sector salud. Habló de una infraestructura saqueada, de personal médico menguado, desabasto de medicamento y una sistemática asignación de comisiones sindicales que no se justificó.



Los legisladores de oposición coincidieron en sus críticas sobre la lentitud con la que se desarrolla el programa de vacunación contra la Covid-19 y mencionaron casos como el de Estados Unidos, donde se ha logrado vacunar a 10 millones de personas en un día.



Sin embargo, López Arellano recordó que Estados Unidos ha acaparado millones de vacunas porque es un país productor del biológico y eso le permite contar con un remanente para inmunizar a toda su población.



Destacó el esfuerzo del gobierno de México para hacerse de lotes de vacuna como la de AstraZeneca, Pfizer, Sputnik y más recientemente de Sinovac y, en ese sentido subrayó: “Sí, Estados Unidos puede aplicar 10 millones de vacunas en un día; nosotros podemos aplicar 15 mil en la Ciudad de México y sí, nos da mucho gusto, porque esos adultos mayores están protegidos y tienen un servicio atento, con seguridad y buen trato”.



La secretaria de Salud reconoció carencias estructurales, pero destacó que la administración local logró reconvertir de forma acelerada los hospitales y hubo capacidad de atención a quienes requerían una cama general o de terapia intensiva, al duplicarse la infraestructura de hospitalización.



La funcionaria destacó que en la Ciudad la letalidad por Covid-19 en casos confirmados es de 5.1 por ciento, lo que coloca a la capital del país en el lugar 31 de la tabla con las tasas más bajas a nivel nacional, mientras que en el rubro de letalidad hospitalaria la CDMX se ubica en el lugar 22.



Durante la comparecencia también fueron coincidentes los señalamientos de legisladores de oposición sobre la incertidumbre que generan las cifras relacionadas con exceso de letalidad, lo que genera especulación respecto al maquillaje o el ocultamiento de los datos reales.



A esas críticas se sumó hasta el diputado del PES, Miguel Ángel Álvarez Melo, quien a lo largo de la Legislatura se había caracterizado por comportarse como un aliado político del morenismo y por discursos muy alineados con el partido mayoritario, pero hoy habló de miles de personas traicionadas por la deficiente gestión del gobierno de la Ciudad y acusó un fallido derecho a la salud.



Álvarez Melo criticó la lenta actualización de la base de datos relacionada con los decesos en la Ciudad. A ello se sumó Jorge Gaviño, quien lamentó pretextos como la caída del sistema o la instalación de candados en la base de datos digital del Registro Civil para impedir u obstaculizar la consulta de las actas de defunción y las causas de los fallecimientos en la Ciudad.



En defensa, el titular de la ADIP José Peña Merino insistió una y otra vez que el gobierno de la capital del país es el único que publica y actualiza información relacionada datos de defunciones y de decesos relacionados con Covid-19.



Aceptó que por instrucción suya se eliminó la posibilidad de consultar actas de defunciones, pues dijo que cualquier persona podía tener acceso a los datos de un fallecido y eso vulneraba información personal tanto de quien murió como de sus familiares.



“No hay razón para que cualquiera pueda tener acceso a los datos de una persona fallecida, no abona nada a la transparencia”, argumentó el director de la ADIP, quien dijo que además se atendió así a una recomendación del Instituto de Transparencia de la CDMX.



Agregó que con fines estadísticos no hay nada que no pueda consultarse en el Portal de Datos Abiertos de la Ciudad, como el número de decesos por actas de defunción, el exceso de muertes por clasificaciones de fallecimientos, es decir, la causa de la muerte y el reporte del exceso de mortalidad con datos de quienes perdieron la vida a causa de la Covid-19 y quienes por otro motivo.



Sin encontrar respuesta a sus preguntas, el diputado del PAN Federico Döring, cuestionó a Peña Merino por qué la administración capitalina no actualiza a diario los datos sobre mortalidad en la capital del país (la última actualización fue el 26 de febrero), por qué no se publican los datos de juzgados y número de actas de defunción y qué ciudades en el mundo tienen mayor exceso de mortalidad que la CDMX.



Döring acusó que la capital del país lleva un exceso de mortalidad superior al de Estados Unidos y de algunas ciudades de Europa, sumado al reducido número de pruebas realizadas en la capital del país.



“El gobierno de la Ciudad desde mi punto de vista se equivocó; creyó que sólo con Locatel y mensajes de texto bastaba, pero el promedio de pruebas diarias que aplicaba no funcionó”, dijo el panista, al agregar que la herramienta para modelar la evolución de la pandemia no puede considerarse exitoso, porque la capital del país lleva 45 semanas con exceso de mortalidad, contrario a lo que ocurre en otras urbes del mundo con la misma dimensión tanto poblacional y geográfica como Japón.