| 

2018

Hará Sheinbaum 300 actos territoriales en su campaña. Emula estrategia que usó AMLO hace 18 años

Ciudad de México.-Para su campaña a Jefa de Gobierno, que por decisión propia iniciará hasta el próximo domingo 1 de abril y no este viernes como lo permite la ley, Claudia Sheinbaum planea realizar 300 eventos territoriales a lo largo de las 16 delegaciones, durante los tres meses que dure la contienda electoral. Una estrategia similar utilizó Andrés Manuel López Obrador cuando en el año 2000 contendió a Jefe de Gobierno.

De acuerdo con información obtenida por Capital CDMX, la estrategia de Sheinbaum está diseñada para realizar 100 eventos por mes, lo que implicará celebrar entre 3 y 4 actos políticos a diario en igual número de colonias de la capital del país y durante los 87 días de campaña efectiva que tendrá la abanderada de Morena.

Aunque la ley electoral permite a los candidatos a la Jefatura de Gobierno iniciar campaña en el primer minuto del viernes 30 de marzo, Claudia Sheinbaum confirmó que su primer acto político de proselitismo se realizará el domingo 1 de abril con la presentación de su equipo de campaña y su programa de Ciudad.

A partir del lunes 2 de abril comenzarán los actos proselitistas en territorio, es decir, mítines políticos en las colonias, barrios y pueblos de la Ciudad de México. Esos eventos serán por las tardes, igual que como hace 18 años lo hizo López Obrador, quien en aquella época decía que era mejor reunirse con la gente por las tardes, cuando los capitalinos regresaran de trabajar.

Sheinbaum explicó hoy que el lunes 9 de abril Andrés Manuel López Obrador iniciará una gira por la Ciudad de México, luego de que el tabasqueño concluya su primera etapa de campaña por el norte del país. En su estancia en la Capital, el candidato a la Presidencia sumará a la abanderada a Jefa de Gobierno.

Este miércoles, en las instalaciones del Colegio de Ingenieros Civiles se realizó el registro de los candidatos de Morena a alcaldes, diputados locales y concejales.

Rodeada de los 16 abanderados a alcaldes, 33 a diputados locales y 160 a concejales, Sheimbaum, les hizo jurar que realizarán una contienda honesta, respetuosa y apegada a los principios del Movimiento de Regeneración Nacional. Todos levantaron la mano izquierda para prestar juramento.

La plana mayor del morenismo, pero también las nuevas adhesiones estuvieron aquí. Rigoberto Salgado, jefe delegacional saliente de Tláhuac, ocupaba los asientos centrales frente al templete. Se le veía relajado, sabedor de que logró la candidatura a diputado local por el distrito 8 de esa demarcación.

Sin sentirse aclimatada, un poco ajena a quienes la rodeaban y gustosa de ver de repente alguna cara conocida, Paula Soto, quien renunció al PAN hace menos de una semana, se decía segura de ganar la diputación por el distrito 17 en Benito Juárez.

Igual de confiado y hasta contento se mostraba Armando Quintero, aspirante a alcalde en Iztacalco, quien en tono mordaz decía que, por la abanderada del PRD que le pusieron de contrincante, él tiene asegurada la victoria. “Uy, me pusieron a Elizabeth Mateos, ya ganamos”, se ufanaba Quintero.

En el acto protocolario de registro, los 16 candidatos a alcaldes se sentaron flanqueando a Claudia Sheinbaum. Aunque llegó al último, la aspirante a alcaldesa por Tlalpan, Patricia Aceves, intentó sentarse al centro del presídium, pero por las miradas incriminatorias de quienes estaba ahí, no tuvo más remedio que irse a la última silla del costado derecho.

Además de los abanderados a alcaldes, acompañaban a Sheinbaum los lideres locales de los partidos Encuentro Social y PT, que junto con Morena integran la coalición Juntos Haremos Historia.

Un lugar especial en el presídium tuvieron Cirse Camacho, aspirante a diputada por el distrito 25 local de Xochimilco, quien habló a nombre de los jóvenes morenistas, así como Alejandro Encinas, el senador de la República quien ahora contenderá para ser diputado local por el distrito 30 de Coyoacán, un bastión del perredismo que controla el polémico Mauricio Toledo.

Encinas fue uno de los personajes en el uso de la palabra. Reconoció y agradeció a Claudia Sheinbaum, pues reveló que fue ella la principal promotora de su candidatura a legislador.

El senador destacó el gran reto de ser diputado del primer Congreso de la Ciudad, pues tendrá la tarea titánica de implementar la Constitución de la Ciudad de México, lo que implicará hacer más de 120 reformas legales para configurar el nuevo régimen político de la capital del país.

Dijo que ese cambio en las leyes obligará al futuro Congreso local a aprobar en promedio una reforma cada semana durante los tres años de la primera legislatura.

El que fuera jefe de Gobierno sustituto en 2006, cuando López Obrador se fue a buscar por primera vez la candidatura presidencial, dijo que es prioritario sacar a la Ciudad del marasmo de burocracia, incompetencia y corrupción en la que la tienen quienes reivindicándose de izquierda han abandonado los principios del PRD.

Ex diputado constituyente, designado en ese cargo por Miguel Ángel Mancera, Alejandro Encinas acusó a esos quienes hoy se dicen de izquierda “y que en aras de mantener mezquinos intereses se han convertido en el cabús de la derecha y como dijera Porfirio Muñoz Ledo ahora los vemos de pajes del PAN”, expuso entre aplausos.

Al referirse a la contienda en Coyoacán, Encinas dijo que desde la demarcación quiere contribuir al triunfo nacional de Morena y de López Obrador, y aunque no mencionó directamente a Mauricio Toledo, sí le mandó un mensaje al diputado local.

“Quiero enfrentar a una clase política y a su partidocracia, subsumida en sus privilegios, la corrupción y la impunidad, y quiero derrotar al símbolo de lo que ha sido la degradación política en la Ciudad, a ese grupo de interés que ha replicado de manera grotesca las peores prácticas que por años combatimos con los regímenes autoritarios del PRI, como la compra de conciencias o el uso de la violencia a través de grupos delictivos y con golpeadores a sueldo”, dijo.

Pero sin duda la que lanzó el discurso más emotivo fue la abanderada a alcaldesa por Álvaro Obregón, Layda Sansores, quien hizo imaginar a los cientos de morenistas reunidos en el Colegio de Ingenieros cómo podría ser la noche del 1 de julio, cuando se den a conocer las tendencias de la votación y se anuncie que por primera vez la Ciudad tendrá a una mujer gobernadora y por primera vez en la historia del país un hombre de izquierda será presidente de la República.

Todos se levantaron de sus asientos para ovacionar a Sansores.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018