Hallan sin vida y con rastros de tortura a niño reportado como desaparecido en Ecatepec



Ciudad de México.- Nicolás Montiel Ramírez, un niño de 13 años, desapareció en Ecatepec, Estado de México, el pasado 2 de mayo después de salir de su casa y dirigirse a la de su abuelita, quien vive a dos calles de la suya; lamentablemente, no lo volvieron a ver.



Tras pasar horas sin verlo, la familia de Nico -como le decían sus padres- comenzó a buscarlo y la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJE) emitieron una ficha para dar con su paradero.



Dos días después de la desaparición, Nico fue encontrado en un lote baldío, en la colonia Lomas de Tecámac, situado a medio kilómetro de donde vivía.



TE PUEDE INTERESAR: Aumentan feminicidios y trata de personas en EdoMex



“Cuando yo reconozco el cuerpo, aún dudo todavía de que era mi hijo, pero mi hijo tenía señas particulares de sus pies, de sus manos y sus dientes y al checar todo eso me cercioro que sea al cien por ciento mi hijo. Es un niño de 13 años, escasos 40 kilos de peso, lo asfixiaron, lo ahorcaron, le dieron dos puñaladas, era un niño indefenso”, narró Vicente, padre del menor.



Nico fue sepultado en el panteón municipal, aunque por las medidas sanitarias no tuvo ni funeral ni tampoco un sepelio con familiares presentes.



Organizaciones civiles en pro de los derechos de los menores condenaron el hecho y exigieron justicia a las autoridades correspondientes.



La FGJE abrió una carpeta de investigación para dar con los responsables del infanticidio.