| 

Política

Habrá recorte de personal en el Congreso capitalino. Quitarán base a trabajadores contratados por la extinta ALDF

Ciudad de México.-El Pleno del Congreso capitalino aprobará hoy su presupuesto para 2019 por un monto de mil 766 millones de pesos, de los cuales dos terceras partes -mil 214 millones-, lo dedicará al pago de su burocracia. De hecho ese es uno de los pocos rubros donde el plan de gasto del Legislativo tiene un renglón a la alza.

En lo general, el esquema de presupuesto de los diputados para el próximo año se destaca por una severa política de austeridad en todos los capítulos de gasto. Hay muchos de ellos que incluso sufren un fuerte recorte, como el de comunicación social, que cae de 84.2 millones de pesos asignados en 2018 a 16.1 millones para el próximo año.

Sin embargo, dentro del capítulo 1000 de Servicios Personales, en el rubro de Remuneraciones al Personal de Carácter Permanente la asignación de recursos crece en un 13 por ciento, al pasar de 338.5 millones de pesos en 2018 a 383 millones en 2019. Ese renglón corresponde al pago del personal de base del Congreso local.

Recorte de personal

Varios legisladores fueron cuestionados sobre las razones por las que crecía ese renglón de gasto, sobre todo cuando dentro de la Junta de Coordinación Política del propio Congreso local se llegó al acuerdo para retirarle la basificación a personal que fue contratado con esa categoría durante los últimos meses de la hoy extinta ALDF.

El acuerdo contempla que todas aquellas plazas de base en las que no se consideraron los procedimientos escalafonarios correspondientes y que se hayan creado durante la existencia de la ALDF se conviertan en plazas temporales con su respectivo nombramiento.

Son los diputados del partido Morena quienes al seno de la Jucopo impulsaron el acuerdo para cancelar las plazas de base asignadas de última hora en la ALDF. Entre los legisladores trascendió que son más de 300 personas las que se encuentran en ese supuesto, la mayoría de ellas cercanas al ex asambleísta del PRD, Mauricio Toledo.

De hecho, en el documento se advierte que entre el 2013 y el 2018 la ALDF incrementó su presupuesto en más de 56%, sin que ello correspondiera con el crecimiento de la economía o los ingresos de la Ciudad, lo cual transformó al órgano legislativo de la Ciudad de México en el más costoso del país.

Ademas, se acusó que en el año 2018 la Asamblea contrató personal al que se le basificó dejando de observar los artículos 6, 48, 49, 50,51 de la Ley Federal de Trabajadores al Servicio de Estado y las Condiciones Generales de Trabajo 2016-2018 para los Trabajadores de Base de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Una vez que la Jucopo del actual Congreso aprobó ese acuerdo, el diputado de Morena y presidente del Comité de Administración, Rigoberto Salgado, señaló en charla con Capital CDMX que si bien habrá un recorte de personal este llegará a 77 empleados.

Justificó así el aumento de 44.4 millones de pesos dentro del renglón del Capítulo 1000, pues dijo que será dinero para el pago de liquidaciones y laudos que seguramente se enfrentarán por el recorte.

De hecho entre los propios integrantes de la Jucopo trascendió que el tema se volverá jurídico, pues ya prevén amparos de los trabajadores que se verán afectados por el recorte y por eso el equipo de abogados del Legislativo local ya se prepara para combatir las demandas laborales.

Sin embargo, los legisladores de Morena insistieron en que la cancelación de las basificaciones otorgadas por la ALDF era algo necesario, pues además de que era una demanda de los trabajadores sindicalizados, aquella inserción de personas se hizo no por méritos sino por clientela y pago de cuotas.

La austeridad

La austeridad en el diseño del presupuesto del Congreso local para 2019 se contempla la cancelación definitiva de la asignación de vehículos para servidores públicos de la institución. Además de recorta en un 97 por ciento el pago de estímulos para funcionarios del propio órgano legislativo, al pasar de 22.6 millones de pesos a 700 mil pesos, y se reduce en un 50 por ciento el recurso para la contratación de personal de honorarios, al caer ese gasto de 598.1 millones de pesos a 301.3 millones.

Los pagos de viáticos y traslados para diputados tendrán un severo recorte, de 98 por ciento, pues en 2018 había una bolsa de 84.2 millones de pesos y para 2019 será de apenas 1.5 millones.

Un capítulo de gasto donde destaca el recorte es el 4000. Este se refiere a Ayudas, Transferencias y Subsidios. Tradicionalmente aquí se depositan los recursos para que los diputados realicen labores de apoyo social en sus distritos o en sus módulos de gestión y atención ciudadana.

En ese rubro, el recurso pasará de 410 millones de pesos asignados en 2018 a 352.5 millones para el siguiente año. La reducción es de 14 por ciento.

De los pocos renglones donde hay incrementos, en el Capítulo 5000 sobre Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles hay un aumento en el rubro 5100 para la adquisición de mobiliario y equipo de administración.

Ese gasto se refiere a la compra de mobiliario para las oficinas de los legisladores y sus asesores. Ahí el aumento de recursos será de 114 por ciento, es decir, poco más del doble, al pasar de 5.1 millones de pesos a 11.1 millones.



Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Política