| 

Transición 2018

Habrá estrategia de Alto al Fuego en la Ciudad, anuncia Sheinbaum. Pedirá el apoyo de las Iglesias

Ciudad de México.-Como parte de su programa de seguridad para la capital del país, la jefa de gobierno electa Claudia Sheinbaum anunció una estrategia que denominó de Alto al Fuego en las colonias, pueblos y barrios más inseguros de la Ciudad. Para que la ayuden a lograr su objetivo, la próxima mandataria dijo que buscará el apoyo de las distintas Iglesias, organizaciones civiles, familiares de jóvenes involucrados con la delincuencia e incluso de personas que en su momento fueron integrantes de pandillas y hoy se han reintegrado socialmente.

“Esta estrategia de alto al fuego es especial para ciertas colonias, barrios y pueblos de altos índices delictivos y de involucramiento de jóvenes en prácticas de delincuencia. Es una estrategia en la que vamos a tener asesoría de distintas ciudades a nivel internacional”, detalló Sheinbaum en una conferencia de prensa donde presentó su estrategia de seguridad para la Ciudad, así como a los futuros integrantes de su gabinete en materia de seguridad pública.

En este plan de Alto al Fuego el objetivo es desarmar a los jóvenes, porque dijo que su gobierno no quiere a los jóvenes en la cárcel, sino desarmarlos y que tengan acceso a los derechos plenos que ofrece la capital del país. Es una estrategia integral de prevención del delito y de atención a los jóvenes, expuso.

Explicó que este plan de paz surge porque hay muchos jóvenes involucrados con el crimen, en zonas y barrios como Cuautepec en Gustavo A Madero o Tepito. Adelantó que ya ha realizado convocatorias a Iglesias y a organizaciones sociales para implementar esa estrategia lo más pronto posible, pero no quiso adelantar más, pues este plan de pacificación de la Ciudad se presentará completo en enero de 2019.

La mandataria electa destacó que esta estrategia ha sido muy efectiva en la ciudad de Oakland, en la bahía de San Francisco, una de las urbes de mayor violencia y homicidios, donde en tres años se lograron reducir en 60 por ciento esos delitos con ese plan. El esquema de trabajo contempla avanzar paulatinamente, colonia por colonia, precisó Sheinbaum.

Visitas domiciliarias

La jefa de Gobierno electa dijo que en su plan integral de seguridad está considerado colocar como jefes de sector y jefes de cuadrante a los mejores policías, es decir, los que hayan demostrado mayor honestidad y mejor actitud de servicio, como parte de un esquema de promoción y ascensos. Dijo que se acabará con el favoritismo.

Anunció que todas las casas de Ciudad recibirán una visita de los uniformados que vigilarán ese cuadrante, junto con funcionarios de participación ciudadana del gobierno central. Los policías preguntarán a los vecinos qué problemas tienen, además de presentarse, decir su nombre y el número de su patrulla, a fin de establecer una relación totalmente distinta.

Agregó que las actuales estaciones de policía, instaladas en sitios como bajopuentes, serán reevaluadas, pues evitan que el policía esté en la calle y se le concentra en un solo espacio.

En un año los primeros resultados

Al presentar los 15 ejes de la estrategia de seguridad, el futuro secretario de Seguridad Pública, Jesús Orta, dijo que el compromiso de la próxima administración es dar resultados tangibles durante el primer año de gobierno y gracias a la aplicación de este plan.

Orta hizo un breve diagnóstico sobre la inseguridad en la Ciudad. Expuso que de acuerdo a la tendencia que muestra la incidencia de homicidio doloso en la CDMX, se romperá el récord de este delito por segundo año consecutivo, pues de enero a septiembre de 2017 se cometieron 777 homicidios dolosos, mientras que para el mismo período de 2018 ya se han cometido 883, un 13.6% más.

En 2017, el robo con violencia aumentó 28.47% respecto a 2016; el homicidio doloso lo hizo en 14.26% y el robo a negocio un 13.15%. En este último rubro, 2017 fue el segundo año con mayor incidencia desde que se llevan registros sobre este delito.

Anunció que en la primera semana de diciembre se enviarán al Congreso local los proyectos de Ley de Seguridad Ciudadana que mandata la Constitución de la CDMX, y la Ley del Gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia para ser sometido a consulta de la sociedad civil, expertos en la materia, Alcaldías y demás actores relevantes.

Esas leyes establecerán la transformación de la actual Secretaría de Seguridad Pública en la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la creación del Gabinete de Gobierno, Seguridad y Justicia, donde se definirá la misión, organización, atribuciones y facultades de la Policía de la CDMX, así como de las Policías Complementarias.

Se establecerán los mecanismos de coordinación con las Alcaldías y con entidades federativas y municipios vecinos. Asimismo, normará las percepciones, prestaciones, derechos, obligaciones y la carrera policial de los elementos.

Se constituirán 16 coordinaciones regionales que bajo el mando de la Jefa de Gobierno, delegado operativamente en el Secretario de Seguridad Ciudadana, se coordinarán con el Gabinete de Seguridad del Gobierno Federal.

La organización de la operación policial se basará en la estrategia de cuadrantes, actualizando su distribución y robusteciendo la metodología y los sistemas de evaluación del desempeño a nivel de zona de patrullaje. Esa evaluación de desempeño policial por cuadrante se llevará a cabo de manera diaria, de manera que cada día se puedan ajustar los planes de trabajo a la dinámica de la incidencia delictiva y a las necesidades que deriven de ella.

Cada tres meses, los jefes de cuadrante visitarán al menos una vez cada domicilio de su circunscripción con el fin de mantener una relación cercana y directa con la ciudadanía.

Para esta operación policial, la Ciudad se dividirá en cinco grandes zonas, 16 regiones, 73 sectores y 847 cuadrantes. Las alcaldías de Cuauhtémoc e Iztapalapa concentrarán el mayor número de cuadrantes, la primera con 105 y la segunda con 134.

En el transporte público se contempla presencia policial permanente y suficiente en CETRAMs y el Metro, así como el fortalecimiento de la coordinación con la SEMOVI para identificación de rutas peligrosas y operativos especiales.

Se fortalecerá el nivel salarial de los policías en términos reales, a lo largo de la administración y se otorgará un estímulo permanente a los 2 mil 541 jefes de cuadrante (3 turnos por cada cuadrante). Se mejorarán e institucionalizarán las prestaciones económicas de los policías y se reestructurará el sistema de pensiones. Se construirá un sistema de servicio médico de atención de primer nivel y de especialidades exclusivo para los policías y se hará extensivo a sus familiares directos. Se implementará un programa de mejoramiento de las instalaciones de los sectores policiales.

Orta aseguró que la Jefa de Gobierno nunca dará la orden de utilizar a la fuerza policial para reprimir a la población. Se establecerá una formación integral para erradicar la criminalización de los jóvenes y la discriminación. Se implementará un programa universal de capacitación en materia de derechos humanos y protocolos de actuación policial, cuya meta será cubrir al 100% del estado de fuerza en tres años, incluyendo policías auxiliares y bancarios.



Etiquetas

COMENTARIOS

MÁS Transición 2018