Grupo de Rescate de Barrancas pide rehabilitación integral de Chapultepec Tercera Sección



Ciudad de México.-Integrantes de la organización Grupo de Rescate de Barrancas y Áreas Verdes del Poniente, urgieron a las autoridades capitalinas y de la Federación a emprender una rehabilitación integral de la tercera sección del Bosque de Chapultepec que contemple la atención a invasiones y apropiaciones indebidas, la presencia de fauna nociva, la existencia de zonas de desechos en la zona posterior del Panteón de Dolores y priorizar el rescate ambiental respecto a otros aspectos del proyecto gubernamental denominado Bosque de Chapultepec: Naturaleza y Cultura.



A través de un comunicado, ciudadanos pertenecientes a ese Grupo de Rescate y a Comités de Participación Comunitaria (Copacos) de la Alcaldía de Miguel Hidalgo, externaron sus críticas y propuestas al plan cultural y ambiental para Chapultepec.



Calificaron como incuestionable que el área más degradada del Bosque de Chapultepec es su Tercera Sección, y por ello desde hace años se ha buscado sumar inversiones y esfuerzos para restaurar su equilibrio ecológico, así como potenciar los servicios ambientales invaluables e indispensables que representan para la Ciudad.



Explicaron que hace más de un año se acercaron al artista Gabriel Orozco y su equipo, encargado del diseño conceptual del Proyecto Cultural y Ambiental Chapultepec, con el fin de colaborar y compartir su visión de la problemática de la zona.



"Desde entonces, hemos tenido acercamientos, diálogos y recorridos con diversos actores y autoridades con el fin de aportar nuestra visión y experiencia, adquiridas durante estos años de trabajo. En su momento ofrecimos también aportar nuestro conocimiento en el proceso de integración de información que llevaba a cabo CONACYT, sin obtener respuesta", lamentaron los integrantes del Grupo de Rescate.



Consideraron que el saneamiento del bosque en esta Tercera Sección requiere de una nueva arborización, en la cual tomen en cuenta las presentes limitaciones en el suelo y la carencia de agua, para no incurrir en los errores de antaño que generaron un bosque predominantemente de eucaliptos, enfermo de plaga y con alto riesgo de incendios.



En el tema hídrico, agregaron, existen cauces pertenecientes a la Cuenca de la barranca de Dolores, que durante décadas han sido depósito de escombros, desechos y azolve y donde se descargan aguas residuales a cielo abierto.



Por ello, dijeron apoyar el esfuerzo gubernamental de restauración ambiental de la Tercera Sección del Bosque de Chapultepec, pero bajo una serie de parámetros en los que se conciba que, antes de buscar conectar con grandes estructuras de obra civil y aumentar la oferta de museos de la Tercera Sección, se atienda de manera urgente el saneamiento forestal y la restauración ecológica, lo cual implica la generación de una cobertura vegetal adecuada a las condiciones actuales del clima y el suelo, el control de plagas, el mejoramiento del estado físico-químico y biológico de los suelos, la arborización con especies cuya viabilidad haya sido probada en zonas similares, y se dé especial atención a la inestabilidad de taludes en el perímetro, lo cual es un tema muy grave que vulnera la seguridad ciudadana.



Exigieron que el proyecto deberá ceñirse a la Ley Ambiental y de Protección a la Tierra, así como a su reglamento y a las dos normas ambientales que la acompañan: NADF-001 y NADF-006. Así, todas las intervenciones deben ceñirse al Programa de Manejo vigente y ser aprobadas por el Consejo Rector Ciudadano.



Además, consideraron pertinente que la parte del Proyecto de la tercera sección que está a cargo de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, se realice en coadyuvancia con la SEMARNAT, entidad que cuenta con los cuerpos técnicos necesarios para abordar el tema forestal, en especial en lo que respecta a las denominadas zonas bioculturales y que se considere también la participación de las demarcaciones territoriales o Alcaldías colindantes.



Estimaron que el proyecto de restauración hidrológica es un eje prioritario interinstitucional que debe plantearse con visión de cuenca y de replicabilidad e integración con las otras Barrancas del Poniente como Tacubaya, Bezares el Castillo, Tecamachalco y Barrilaco. Lo anterior debido a su interconexión, ya que comparten la misma función y problemática. Argumentaron que todos los cauces que dan origen a estas Barrancas forman parte de un sistema interconectado de drenaje y de agua pluvial con un conjunto de presas que deben ser reutilizadas y saneadas de descargas de aguas residuales.



En el cumplimiento de la normativa, tanto ambiental como de obra pública, exigieron se cuente con el seguimiento y control de la ejecución de las obras de
restauración con reportes periódicos detallados, con la posibilidad de modificar las acciones programadas que no resulten exitosas. Esto implica la supervisión de expertos que auditen técnicamente los trabajos que se vayan realizando y que los informes de avances sean presentados periódicamente a la ciudadanía hasta la terminación de los trabajos.



Pese a ser un Área de Valor Ambiental, alertaron que la Tercera Sección se encuentra gravemente afectada por invasiones, apropiaciones indebidas e irregularidades en el otorgamiento de permisos de construcción y en el otorgamiento y uso de concesiones a particulares.



"Nos parece fundamental que se dé seguimiento a las innumerables denuncias que hemos realizado sobre esta problemática compleja y se preste atención a la situación jurídica del ámbito espacial de las acciones a realizar, especialmente en los casos de Lomas Altas y Virreyes", agregaron los también vecinos de la zona.