Gobierno de México falseó datos para retrasar semáforo rojo en la CDMX: NYT



Ciudad de México.- Según un análisis del diario estadounidense The New York Times (NYT), el Gobierno de México “falseo” los datos sobre la gravedad del brote de Covid-19 en la Ciudad de México (CDMX), tenía datos que debían haber provocado un cierre inmediato, pero mantuvo la ciudad abierta por dos semanas más.



La publicación revela que la CDMX habría superado el umbral del semáforo rojo desde el 4 de diciembre, sin embargo las autoridades mexicanas habrían decidido apenas el 18 de diciembre pasar el semáforo epidemiológico a un estado de emergencia o color rojo.



“El virus se propagaba rápidamente, las hospitalizaciones aumentaban y los ventiladores se estaban agotando. A pesar del aumento, los funcionarios federales aseguraron al público durante una sesión informativa el 4 de diciembre que la Ciudad de México no había alcanzado el nivel crítico de contagio que, según los propios estándares del gobierno, requeriría cerrar su economía”, dice el artículo del medio estadounidense.



TE PUEDE INTERESAR: La CDMX llega a los 20 mil decesos por Covid-19



Incluso indican que ellos mismos, en un análisis que publicaron, habían advertido que la capital mexicana había superado el umbral de referencia. Sin embargo, la ciudad permaneció abierta para los negocios, sus calles llenas de compradores y sus restaurantes a la máxima capacidad de comensales.



“En lugar de cerrar la economía, el gobierno federal engañó al público sobre la gravedad del brote y permitió que la Ciudad de México permaneciera abierta durante otras dos semanas, según funcionarios y una revisión de documentos gubernamentales”, asegura el New York Times.



Asimismo, el artículo escrito por la periodista Natalie Kritoeff refiere que el gobierno federal utilizó dos cifras más bajas que las reportadas públicamente al hacer el cálculo del color del semáforo para que no hubiera confinamiento.



“Pero este mes, el gobierno utilizó en su cálculo dos cifras que eran más bajas que las cifras que había puesto a disposición del público en otros lugares, produciendo un resultado que permitiría a la capital, una ciudad de nueve millones de habitantes, mantener los negocios abiertos en las ajetreadas semanas de principios de Diciembre”, recalca.



“En un documento del 4 de diciembre firmado por López-Gatell que notificó a Sheinbaum sobre el cálculo del riesgo, el Gobierno federal afirmó que solo el 45 por ciento de las camas de hospital con ventiladores estaban llenas. López-Gatell había informado en público anteriormente que 58 por ciento de las camas con ventiladores estaban ocupadas.”



Sin embargo, el diario detallá que en “una revisión de la base de datos que utiliza el Gobierno en el cálculo del riesgo mostró que la ocupación de camas de hospital con ventiladores en la Ciudad de México no había bajado del 50 por ciento desde principios de noviembre”.



Además, el subsecretario de Salud Federal, Hugo López-Gatell, también afirmó que sólo el 25% de las pruebas de coronavirus en CDMX habían dado positivo. Pero los mismos datos del gobierno mostraron que más del 35% de las pruebas dieron positivo en ese periodo.



Por lo que, cuando el gobierno de la CDMX decidió volver a color rojo y por ende limitar la apertura de establecimientos, indican, los hospitales de la capital estaban desbordados.

Sheinbaum niega manipulación de cifras



Respecto a este reportaje, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, negó que el gobierno federal haya escondido información sobre la pandemia en la capital o se hayan manipulado cifras.



La funcionaria explicó que desde el 4 de diciembre se había contemplado que durante dos semanas la ciudad se mantendría en semáforo naranja.



Sheinbaum calificó como falso lo publicado por el medio y aseguró que pasaron a la reportera de The New York Times un correo electrónico del día 4 de diciembre en donde se establecía que para los siguientes 15 días la ciudad estaría en semáforo naranja.



“Nuestra versión está sustentada en un documento que envía la Secretaría de Salud, hemos sido muy responsables en la atención a la pandemia”, declaró.



Aseguró que solo se trata de un intento más de buscar diferencias entre la federación y el gobierno capitalino.