Giscard D Estaing: la sustancia del poder



Ciudad de México.- Valery Giscard D’ Estaing fue un liberal. Presidió Francia durante un solo mandato (1974-1981) y colaboró de modo decidido en la construcción de la Unión Europea.



Llegó al palacio del Elíseo con 48 años y salió de él con 55. Murió de Covid-19 hace unos días.



Giscard conoció de la dureza de la Segunda Guerra Mundial en la que combatió.



En una entrevista con el diario El País reveló, hace un años que “la primera vez que vi alemanes fue por la mirilla de un tanque a orillas del Rin".



La experiencia de la violencia le sirvió para enfatizar la defensa de las libertades y para cambiar patrones arraigados en el poder y sus ambientes.



Acaso por ello, estableció una relación más que fructífera con Helmut Schmidt, de quien escribió “ la intimidad, natural y confiada, que ha existido (…) es sin duda un caso único entre los responsables de los grandes estados contemporáneos”.



Cercano a las corrientes que gravitaban en el entorno del general Charles de Gualle y en particular de George Pompidou, de quien fungió como ministro de Finanzas, se convirtió en presidente de Francia porque este último murió.



Pompidou estaba decidido a postularse si era el único capaz de detener el avance de François Mitterrand, y lo era.



Pero los acontecimientos hicieron que el propio Giscard tuviera la fuerza de detener al avance del Partido Socialista, aunque solo fuera por siete años.



Ironías de la vida, Giscard sucedió a su jefe Pompidou, pero entregó el poder en 1981 al peor de sus demonios: Mitterrand.



Escribió un libro de memorias, “El poder y la vida” que es un ejercicio muy interesante sobre las rutinas de quien gobierna, sus alcances y sus límites.



Giscard apuntó: “Desde el entusiasmo de los comienzos, extraordinariamente joven y confiado, y surgido de una campaña, hasta la llegada final de esos rodillos de espuma bajo los que he visto apuntar la emboscada amenazadora y mortal de los arrecifes".

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".

Etiquetas: CDMX Capital CDMX Francia Giscard D Estaing George Pompidou