Futuro 21 pide a AMLO combatir racismo en México y cancelar gira a EEUU



Ciudad de México.- La organización Futuro 21, a raíz del asesinato de George Floyd, las protestas y la represión derivadas, exigió al presidente, Andrés Manuel López Obrador –conocido como AMLO-, realizar acciones eficaces para el combate al racismo en México.



También, a través de un comunicado, demandó acciones diplomáticas para defender a la comunidad mexicana que reside en Estados Unidos, por lo que también pidió que AMLO cancele su viaje –del mes de julio- “porque México no se debe someter, ni puede apoyar de ninguna forma, al gobierno racista, excluyente, autoritario y militarista de Donald Trump”.



En el comunicado se plantea que en México se debe combatir “la arrogancia del racismo” ya que existe la exclusión social de minorías y rechazo “de los diferentes” pese a que se cuanta con recursos para la defensa de los derechos humanos y para la prevención y erradicación de las diferentes expresiones de discriminación.



TE PUEDE INTERESAR: Pantallas en negro como protesta por el asesinato de George Floyd



Futuro 21 sostiene que en “las sociedades contemporáneas” existe la presencia de grupos minoritarios que son rebajados a “ciudadanos de segunda, en virtud de un agresivo racismo secular que los ha colocado en situación de inferioridad de manera permanente”.



Señala que el racismo frecuentemente conduce a la violencia, mismo que lejos de acabarse, va en aumento con nuevas modalidades, “cambia de rostro y se hace más sofisticado de acuerdo a las circunstancias”.



Este fenómeno que pasa a ser “uno de los más persistentes de nuestra vida cotidiana” se da a pesar del desarrollo económico y científico, al establecimiento de sistemas democráticos y a la creciente circulación de información.



El comunicado es titulado “Sin justicia no hay paz” por ser las palabras con el que “el movimiento de protesta civil en Estados Unidos enfrenta al racismo institucional y sistémico que persiste en ese país desde hace 400 años”.



En relación al asesinato del ciudadano George Floyd, refieren a la llamada “primavera negra” que lucha por hacer efectivos los derechos civiles negados “por el supremacismo blanco en los EE.UU. y del cual es parte Donald Trump”.



Consideran que el asesinato de Floyd, a manos de un policía blanco, con la complacencia de otros efectivos policiales, “debe castigarse con todo el rigor de la ley. Asimismo, deben liberarse a los miles de manifestantes que han sido agredidos y arrestados arbitrariamente”.



La organización califica a Trump como “populista que menosprecia a las personas sobre todo si pertenecen a una minoría”; pues ha reavivado la indignación ciudadana “al ordenar a la policía y a la Guardia Nacional, e incluso al ejército, reprimir con fuerza a las manifestaciones de protesta más virulentas y extendidas contra el racismo”.