Feministas piden renuncia de Rosario Piedra a la CNDH



Ciudad de México.- Colectivos de mujeres feministas continúan con la toma del edificio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), sobre la calle de Cuba 60 del Centro Histórico.



Las mujeres piden la renuncia de la titular del organismo Rosario Piedra Ibarra, quien atendió a familiares de víctimas la semana pasada, pero no dio una resolución a los casos que presentaron.



El grupo dio un ultimátum a los trabajadores de la sede, ya que sólo podrán recoger sus archivos este lunes, ya que quemarán todo documento que quede en la institución.



El grupo alertó con tomar sedes en otros estados, si es que no se les da atención a los casos, de los cuales destacan el de Marcela Alemán, madre de una menor que fue abusada dentro de su colegio en San Luis Potosí, así como de otra madre que su hijo murió golpeado y quemado.



Al grupo se integró Yesenia Zamudio madre de Marichuy Jaime Zamudio, estudiante del IPN, asesinada en 2016.



Zamudio dijo que “la verdad me estorban, tenemos muchas familias que necesitamos meter a que descansen y nada más nos estorban, por tener las oficinas cerradas por tener sus papeles”.



TE PUEDE INTERESAR: Feministas toman CNDH para exigir atención a familiares de víctimas



Al respecto de la ocupación de la CNDH, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, manifestó su inconformidad, así como por el vandalismo del inmueble, del cual destacó la pintura de Francisco I. Madero.



“Respeto todas las manifestaciones, pero no estoy de acuerdo con lo que hicieron, el vandalismo a la pintura de Francisco I. Madero“, dijo el mandatario.



El Presidente agregó que se le tiene que guardar respeto a la figura del personaje histórico y agregó que “el que afecta la imagen de Madero, si no lo conoce, es un conservador. Entiendo que hay mucho dolor y que tienen derecho de manifestarse, pero no es la mejor manera de manifestarse”.



Tras las declaraciones, las activistas manifestaron su inconformidad, y expresaron su queja de que AMLO le de más importancia a la pintura que a las victimas de violencia en el país.



La pintura será subastada por las feministas y el dinero se usará para los familiares de las víctimas.