Falta de ritos funerarios podría afectar salud mental de los mexicanos a largo plazo y disparar los suicidios



Ciudad de México.- La epidemia del Coronavirus en México y en el resto del mundo ha impedido a los familiares de los fallecidos por esta enfermedad realizar los ritos y ceremonias funerarias tradicionales, lo que a su vez no permite que tengan un duelo adecuado, de acuerdo a Roberto Hernández García, vicepresidente de la Asociación Nacional de Directores de Funerarios (ANDF).



“Lo que hemos comentado entre los asociados es que la pandemia nos va a dejar un grave problema social, una afectación más grande que la capacidad o no de los crematorios… Tiene que ver con la parte emocional que viven las personas al no vivir un duelo convencional”, advirtió Hernández García.



Jimena Cabrera Romo, psicóloga egresada de la UNAM, explicó que los velorios, funerales y el hecho de tener el cuerpo del familiar fallecido cerca, de acuerdo a las creencias o preferencias de cada persona, es un proceso fundamental que ayuda al duelo porque permite que la gente dé el último adiós.



TE PUEDE INTERESAR: Bloquean pobladores Calzada San Antonio Abad, exigen apoyo económico ante brote de Covid-19



“La primera etapa de un duelo es la negación, entonces pasa mucho que sientes que no es real o no es definitivo y en el velorio es cuando la mayoría de la gente logra ir quitando la negación”, detalló Cabrera Romo, “pero como ahora está pasando esto, lo que ocurre es que todo es muy rápido y al no poder vivirlo directamente parece irreal”.



El protocolo actual indica que los familiares de un enfermo grave no pueden visitarlo ni cuando está vivo, ni tampoco ver el cuerpo o velaro una vez que fallece, así que, cuando una persona se enferma y muere, la última vez que sus familiares lo vieron fue con vida, y en ocasiones en condición no tan grave, para luego recibir únicamente las cenizas.



Cabrera Romo explicó es muy probable, aunque no necesariamente, que los duelos se van a alargar más de lo usual.



“Por lo regular un duelo conlleva tristeza y un duelo “normal” dura de dos meses a dos años, pero, si te quedas atorado en una etapa, lo que va a pasar es que va a haber muchísima gente con distimia, que ya sería depresión a largo plazo”, advirtió la Psicóloga.



Para Cabrera Romo, el volver a la “normalidad” podría levantar el ánimo de la gente, porque se va a poder salir, sin embargo, teme que la ansiedad y depresión van a ir en aumento, y como también se va a enfrentar una crisis económica, considera que es poco probable que la gente se atienda.



“Entonces, pues suena horrible, pero croe que podrían aumentar muchísimo los suicidios”, lamentó Cabrera Romo.



Sin embargo, la Psicóloga asegura que la solidaridad, tanto en México como en el mundo, son lo que mantiene a flote a la sociedad y evita que la gente caiga en la desesperación.



“Lo positivo que le veo es que la economía se vio afectada para todos, entonces si los de nivel socioeconómico medio se empiezan a recuperar eso va a jalar a los de nivel socioeconómico bajo”, opinó la Psicóloga.



Resaltó que, sobre todo en tiempos difíciles como los actuales, es importante tener redes de apoyo, aunque sólo sean emocionales.



“No podemos tener contacto físico, pero es importante sentir que tienes quién se preocupa por ti, y mantener el contacto con amigos y familia”, aconsejó.



Una alternativa para poder realizar un velorio es un “funeral virtual”, servicio que una funeraria ofrece en la Ciudad de México, Cuernavaca, Aguascalientes, Monterrey, Torreón, Morelia, Irapuato y en algunas agencias de las ciudades de Guadalajara, León, Tijuana y Mexicali.



Este servicio permite a los familiares sintonizar, a través de una sala web privada, el funeral o misa de su familiar a través de una computadora o cualquier dispositivo móvil.



Para más información sobre este servicio consultar aquí.