Falta de hologramas en Profeco afectaría hasta 1,600 familias



Ciudad de México.- Por la falta de hologramas de verificación que existe en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), representantes de Unidades de Inspección Acreditadas y Aprobadas (UIA´s) se quejaron esta mañana ante la Secretaría de Economía pues no se puede llevar a cabo la inspección de básculas, taxímetros y bombas de gasolina.



La Profeco informó en últimas fechas la distribución de estos hologramas comenzaría hasta el 15 de enero del presente año, sin embargo, la ley marca que debieron estar listos desde el 02 de enero de 2021, por lo que 140 empresas se encuentran totalmente detenidas pues no pueden operar sin los mismos, a pesar de que ellos manejan sus propias calcomanías.



Mauricio Pantoja Wachauf, Coordinador Institucional de la Asociación Mexicana de Metrología A.C., precisó que no solo se afectan a las empresas que siguen pagando salarios al 100% aún sin poder operar, sino que están en riesgo los empleos que son el sustento de poco más de mil 600 familias.



No es la primera vez que los hologramas provocan inconformidad en las empresas, ya que, según las las anteriormente conocidas como Unidades de Verificación Acreditadas (UVAs), lejos de dar certeza a las operaciones de inspección de básculas, bombas de gasolina y taxímetros, han ocasionado diversidad de problemas en cuanto a costos, entregas y proyecciones.



Incluso, Pantoja Wachauf dio a conocer con un documento que obtuvieron mediante el Portal de Transparencia, que el sobreprecio con el que Profeco les vende los hologramas puede ser considerado una extorsión, pues dicha calcomanía costó a la dependencia en 2020, 5 pesos con 68 centavos más IVA, pero lo vendió en ese mismo periodo a las UIA´s través de la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA) en 81 pesos con 78 centavos, es decir, más de mil porciento su valor original, lo que habla de un claro sobrecosto de este distintivo.



“Si consideramos que la Profeco vende cerca de 800 mil hologramas al año a estas unidades, estaríamos hablando de que se está llevando una utilidad que supera los 60 millones de pesos tan sólo por revendernoslos, lo que sin duda es un robo”, expresó Mauricio Pantoja.



Durante la reunión con integrantes de la Secretaría de Economía, los representantes de las Unidades de Inspección Acreditadas dijeron sentirse ante situaciones de competencia desleal, ya que cuando la misma autoridad acude a las labores de revisión, demerita la labor de los inspectores privados al invitar de manera frontal a los usuarios a realizar el pago de este procedimiento directamente con ellos y no con externos.



Una vez terminada la reunión en Economía, los involucrados se trasladaron a la oficina de la Profeco donde fueron recibidos por Cuauhtémoc Villareal, Subprocurador de Verificación de esta institución, quien se comprometió ante la comitiva a que el próximo lunes 11 de enero, estarían listos los distintivos adherentes para ser entregados a la Entidad Mexicana de Acreditación y a su vez a las UIA´s.