Facultan a Brigada Animal para irrumpir en domicilios y rescatar animales maltratados



Ciudad de México.-Por unanimidad, diputados integrantes de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Congreso local aprobaron este jueves una reforma de ley que faculta a la Brigada de Vigilancia Animal de la Policía capitalina para irrumpir en domicilios y rescatar de ellos a animales en abandono o que sufran de violencia.



Después de un debate que llevó a perfeccionar la redacción del dictamen, se estableció que para el rescate de los animales del interior de un domicilio, se deberán cumplir varias condiciones.



El integrante de la Brigada de Protección Animal que irrumpa en un domicilio deberá tener datos ciertos, derivados de una percepción directa, siendo determinante la urgencia del hecho, de modo que la intromisión se torne inaplazable, ya sea para evitar la consumación de un ilícito o hacer cesar sus efectos.



Además, los elementos policiales que realicen el rescate al interior de un domicilio deberán asegurar la integridad física de los animales y de las personas que se encuentran en su interior.



Una vez realizado el rescate deberán levantar un acta circunstanciada en el lugar, en presencia de dos testigos propuestos por el ocupante del domicilio; de no haber personas que pudiesen testificar, o quien ocupe el domicilio se niega a proponer testigos, los policías lo asentarán en esa acta.



La reforma está contenida en el artículo 10 Bis de la Ley de Protección a los Animales de la CDMX y surge a propuesta de legisladores de Morena.



Ahí se precisa que la intromisión al domicilio tendrá el objetivo de rescatar al o los animales, y únicamente tendrá efectos respecto del delito de maltrato animal. Si derivado de la intromisión se tuviera la presunción de la comisión de otros delitos, se deberá proceder conforme a las leyes correspondientes.



Esta redacción se logró luego de que diputados como Federico Döring, del PAN; Carlos Castillo, de Morena, y el independiente Guillermo Lerdo de Tejada, alertaran sobre el riesgo de abusos policiacos y la violación de derechos de las personas, de precisarse la forma y alcances de la interrupción de policías en viviendas para el rescate de animales.