FMI recorta la perspectiva para Latinoamérica en 2020 por México y Chile



Ciudad de México.- El FMI rebajó en 0.2 puntos porcentuales a 1.6% su previsión de crecimiento para América Latina en 2020 por las protestas en Chile y por la debilidad de las inversiones en México, pese a una mejoría de Brasil, la mayor economía regional.



"Esta revisión se debe a un recorte de las perspectivas de crecimiento para México entre 2020-2021, debido, entre otras cosas, a la persistente debilidad de la inversión, además de una considerable revisión a la baja para Chile, afectado el malestar social", dijo este lunes el FMI en una actualización de su informe económico mundial de octubre (WEO).



El FMI estima que Latinoamérica creció 0.1% en 2019, pero que hay una recuperación en curso con una expansión de 1.6% en 2020 y de 2.3% en 2021.



Sin embargo, estas perspectivas reflejan un recorte de 0.2 y 0.1 pp con respecto al pasado informe de octubre.



Estos pronósticos para la región se enmarcan en un empeoramiento de las perspectivas globales: el FMI rebajó en una décima de punto, a 3.3%, su expectativa de crecimiento mundial para este año y para 2021 la recortó un poco más, a 3.4%.



Para México el FMI proyecta un crecimiento de 1% en 2020 - un recorte de 0.3 pp de las previsiones hechas por el organismo en octubre - que está en sintonía con la horquilla de expansión anticipada por el Banco Central de un crecimiento de entre 0.8 y 1.8%.



Los expertos estiman que algunas acciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador generaron nerviosismo entre los inversionistas, principalmente la cancelación del millonario proyecto de un nuevo aeropuerto para Ciudad de México.



Para 2021 el FMI también recortó en 0.3 pp las previsiones de octubre, anticipando que la economía se expandirá 1.6%; una estimación cercana a la banda de entre 1.5 y 2.5% que proyecta el banco central.