| 

Justicia

Expresidenta argentina pide que aparten a juez y fiscal por presunta parcialidad en caso de soborno

Ciudad de México.- La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner recusó por parcialidad al juez y al fiscal argentino que llevan adelante la investigación de una amplia red de millonarios sobornos descubierta hace semanas, en un caso que involucra a importantes empresas y políticos, como la exmandataria.

La causa judicial, que estalló hace dos semanas gracias a los cuadernos con anotaciones que llevaba el chofer de uno de los involucrados, provocó ya la detención de varias personas y disparó dudas sobre la economía argentina, ya que afecta a muchas empresas de construcción involucradas en obras actuales.

A través de un escrito presentado por su abogado, Fernández -actual senadora- consideró que ni el juez Claudio Bonadio ni el fiscal Carlos Stornelli se han mostrado imparciales en la investigación hasta el momento, debido a antiguas disputas.

"Vuestra Señoría fue denunciado penalmente por mi representada el día 6 de julio de 2016", señala el texto presentado por el abogado de Fernández, al que se puede acceder mediante la red Twitter.

"La Dra. Cristina Fernández de Kirchner requirió ante el Consejo de la Magistratura de la Nación que se iniciara un juicio político en contra de Vuestra Señoría a mérito de graves irregularidades (...) De modo que no puede continuar al frente de esta investigación", de acuerdo con el documento.

Medios argentinos informaron que el juez evalúa pedir al Senado que le quite los fueros legislativos -que le dan inmunidad judicial- a Fernández para avanzar con la investigación y con su eventual detención por considerarla líder del esquema de corrupción.

Varios ejecutivos de importantes empresas han declarado en los últimos días como "arrepentidos" ante la Justicia para obtener beneficios judiciales y han dejado al descubierto un sistema de corrupción que buscaba financiar al peronismo gobernante entre 2003 y 2015 con pagos en negro que realizaban firmas de la construcción para obtener licitaciones de obras.

Varios testigos han señalado al fallecido expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) y a su sucesora y viuda Fernández (2007-2015) como líderes del sistema.

El viernes, la poderosa firma Techint, que controla a las siderúrgicas Ternium y Tenaris, emitió un comunicado para explicar que uno de sus ejecutivos reconoció ante la Justicia pagos a exfuncionarios de Fernández durante el proceso de nacionalización de Sidor, una empresa que pertenecía al grupo, por parte de Venezuela en 2008.

Luis "Betnaza (director institucional de la empresa) declaró que para salvaguardar la integridad física y la repatriación de más de 200 empleados del Grupo Techint y sus familiares en Venezuela (...) accedió a efectuar contribuciones ante la exigencia de funcionarios de la administración kirchnerista en la Argentina", dijo la compañía en el comunicado. (Reuters)

Etiquetas Expresidenta Argentina Juez Fiscal Parcialidad Soborno

COMENTARIOS

MÁS Justicia