Exigimos justicia para Sinar Corzo Esquinca



Ciudad de México.- El pasado 3 de enero de 2019 fue cobardemente asesinado en el municipio de Arriaga en el estado de Chiapas, Sinar Corzo Esquinca, activista defensor de derechos humanos.



A la fecha ni el Gobierno Local ni el Gobierno Federal terminan por resolver este crimen.



Hoy lamentablemente nos enteramos de que por alguna razón a uno de los detenidos, de nombre Apolinar “N”, se le han otorgado una serie de privilegios en un hospital privado, y un tal David “N” sigue prófugo de la justicia, pero además con todo el procedimiento judicial y jurídico detenido; es decir sin ningún avance por esclarecer este deleznable acto.



¿Cuál es el temor y sensación de impotencia que se tiene por familiares y amigos? Que estamos a punto de cumplir 2 años de este lamentable suceso y el panorama en lugar de aclararse se vuelve turbio.



El pasado 30 de noviembre los familiares de Sinar se enteraron por una orden del juez que uno de los inculpados cambiaba su ubicación de detenido hacia un hospital privado de nombre Santa Fe y así dejaba el Centro de Readaptación Social El Amate.



Las preguntas que saltan de manera fehaciente son: ¿Cuál es su situación física y/o psicológica que obligó a generar ese traslado? ¿Por qué a un hospital privado y no a uno público, y más en estas fechas donde un delincuente ocupa una cama que bien podría ser un espacio de vida para un enfermo de Covid-19? ¿De qué privilegios goza este delincuente que no solo tiene detenido el proceso judicial y jurídico, sino que además lo atienden sin saber de qué en un hospital privado?



¿Qué acaso el Gobernador no ha podido erradicar la corrupción y el influyentísimo económico de la delincuencia? ¿Qué acaso se está protegiendo a alguien más que a un vulgar asesino que representa nombres y apellidos importantes?

Señor Gobernador, déjeme recordarle que usted empeñó su palabra de que se resolvería este crimen y así mismo combatiría la corrupción y la violencia.



Hágalo señor Gobernador, cumpla su palabra; aún está a tiempo de hacer la diferencia.



Sabemos que este crimen no quedará impune, y que la sociedad y la familia se moverá por justicia; porque estamos hasta la madre de que se siga asesinando gente valiosa, importante y humana.



Por ello, ¡este 4 de enero todos a la explanada del palacio de Gobierno para instalar una huelga de hambre hasta obtener una #ReuniónConElGobernador!

  • Eduardo Venadero Medinilla

    Eduardo Venadero Medinilla

    Conocedor de la política y los movimientos sociales en Mexico. Consultor político y ex funcionario público en la Ciudad de México.