Exigen ambulantes en el Congreso capitalino la aprobación, ya, de la ley Chambeando Ando



Ciudad de México.-Comerciantes ambulantes encabezados por la dirigente Diana Sánchez Barrios se manifestaron hoy en el Congreso capitalino para exigir que su propuesta de Ley de Trabajado No Asalariado a la que denominan como “Chambeando ando” se apruebe ya, con el mismo carácter preferente con el que se presentó y como prioridad sobre otras seis iniciativas de partidos políticos y de otra lideresa de vendedores informales, María Rosete.



En las escalinatas de acceso al recinto legislativo, unos tres mil vendedores en vía pública protestaron por lo que calificaron como “ley frankenstein” que, a decir de sus dirigentes, se pretende aprobar en el Congreso local sin tomar en cuenta el contenido que ellos hicieron en su iniciativa de “Chambeando ando”.



Recordaron que esta iniciativa preferente contó con el respaldo de 45 mil personas, cuyas firmas ya tuvieron el aval del Instituto electoral capitalino, y por ello consideraron que ninguna de las otras seis propuestas debe estar por encima de la que ellos entregaron el año pasado a los diputados locales.



Además, expusieron que el contenido de iniciativas de Ley de Trabajo No Asalariado que presentaron diputados de Morena, como Temístocles Villanueva y José Luis Rodríguez, así como Circe Camacho, del PT, violan el derecho humano al trabajo y reflejan el desconocimiento que tienen esos legisladores sobre el comercio en vía pública.



Así, lamentaron que en un intento por regular a los vendedores informales, esos diputados incluyan planteamientos como que queden libres 10 metros en cada esquina, además de una prohibición de instalarse cerca de escuelas, hospitales, unidades habitacionales y centros de entretenimiento, lo que de plano impide el derecho al trabajo, pues no les dejan ningún lugar para laborar.



Pero los comerciantes encabezados por Diana Sánchez Barrios fueron más críticos con la iniciativa que presentó otra dirigente de comerciantes, María Rosete, diputada federal del PES y adversaria de la familia Barrios por el control del comercio informal en el Centro Histórico.



Lamentaron que Rosete plantea una limitante, para ejercer el comercio ambulante solo a quien sepa leer y escribir.



“También propone la señora Rosete que para poder ejercer el comercio las personas deben ser mayores de 18 años; aquí ya hay muchos padres de familia que todavía no cumplen ni los 18 años y ya tienen que llevar alimentos a sus familias, por eso yo no tolero que esa jija de su pinche madre venga a imponernos algo que ella propone”, dijeron entre gritos rechiflas los comerciantes.



Durante la protesta afuera del Congreso capitalino, una comisión de dirigentes de vendedores ingresó al recinto del órgano legislativo, en donde dialogaron con los diputados Isabela Rosales, presidenta de la Mesa Directiva; Mauricio Tabe, presidente de la Junta de Coordinación Política, y Nazario Norberto Sánchez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales e Iniciativas Ciudadanas. Este último grupo de trabajo es el encargado de dictaminar la propuesta “Chambeando ando” y las otras seis iniciativas.



En la reunión, Nazario Norberto Sánchez dijo que la propuesta se analiza en tiempo y forma para su dictaminación dentro de la Comisión de Puntos Constitucionales, donde los legisladores tienen como plazo el 25 de febrero para aprobarla.



A su vez, el panista Mauricio Tabe, se comprometió a gestionar para que este dictamen sea el primero que se apruebe durante este mes de febrero.



Diana Sánchez Barrios, hija de la poderosa dirigente de ambulantes Alejandra Barrios, dijo haber concluido la reunión de manera satisfactoria, pues el acuerdo que logró con los diputados, pues dijo que prevalecerá el carácter preferente de su propuesta “Chambeando ando” y las otras iniciativas se sumarán a ésta, además de que habrá mesas de trabajo.