Mega obra evidencia corrupción en San Ángel



Ciudad de México.- A unos metros de Chimalistac un esqueleto de fierros rompe el paisaje de la zona patrimonial y cultural de San Ángel, delegación Álvaro Obregón.



Parece una obra más en la Ciudad de México, pero la torre de 15 pisos de Insurgentes 2021 se distingue porque en sus puertas se han colocado sellos de clausura por violar el reglamento de construcción de la CdMx.



La construcción no es nueva y su conflicto con la ley tampoco. Su edificación desde hace año y medio ha sido complicada y a decir de vecinos de la zona, la obra puede ser un emblema de la corrupción de las autoridades de la CdMx en materia de desarrollo urbano.



Con la presión de los colonos, se logró la clausura del Instituto de Verificación Administrativa, pero existe el temor de que la obra se reanude.



Susana Kanahuati, representante vecinal en San Ángel, afirma que la edificación desde 2014 viola el Reglamento de Construcciones, el Programa parcial para las colonias San Ángel, San Ángel Inn y Tlacopac y la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas.



De acuerdo con información de los colonos, la obra se realizó con base en distintos actos de corrupción y, por ello, se corre el riesgo de que se construya totalmente la torre, en la esquina de Insurgentes con Antiguo Camino al Desierto de los Leones.



A decir de los vecinos, para la edificación de esta obra irregular, la delegación Álvaro Obregón ha beneficiado a la empresa Grupo Mifel, desde inicios de la construcción en la administración de Leonel Luna –hoy presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF)- en el 2014.

Atentan contra patrimonio



En 2014, fue cuando comenzó a construirse esta mega obra, y en el mismo año, como parte de los recorridos de inspección realizados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), detectaron trabajos de excavación que no estaban comprendidas dentro de los autorizados previamente por dicha institución.



Con oficio No. 401.F (6) 138.2014/4872 de fecha 21 de noviembre, el INAH solicitó una nueva propuesta de fachada sobre Av. Insurgentes y otra por la calle de Desierto de los Leones, que integrara las características históricas o arquitectónicas de la zona.



La zona de San Ángel actualmente es catalogada como una zona de monumentos históricos protegida por el INAH como patrimonio que alberga 80 inmuebles de valor histórico; incluso el predio se encuentra muy cerca de lo que es la iglesia Del Carmen, uno de los iconos de San Ángel.



Kanahuati señalan al ex delegado de Álvaro Obregón como el responsable de dicha mega construcción, ya que fue en su administración cuando comenzó la obra de Grupo Mifel, que pertenece a Daniel Becker.



Capital CDMX buscó a la delegación, la cual aseguró que han actuado conforme a la ley



En un comunicado que emitió la delegación, se dio a conocer que realizaron distintos procedimientos para que la obra fuera verificada en términos de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos y después suspendida.



“Es importante señalar que los dueños del predio deberán presentar las autorizaciones, en especial la del INAH para que puedan continuar con la obra. En caso contrario aplicaría ahora la clausura de la misma”, subrayó la delegación.



Kanahuati afirma que ahora lo importante es que se demuelan los pisos porque es un proyecto que no sólo viola la zona de monumentos históricos, y un programa parcial que delimita las construcciones en la zona, "sino ha sido la más terrible de la zona que rompe con la imagen histórico urbana a la cual nos debemos como ciudadanos".



El diputado del Partido Verde, Fernando Zarate, como vecino de la zona, ha mostrado su apoyo para detener la obra.



Por ahora, los vecinos confían en que se compruebe la ilegalidad y la construcción se detenga, porque de lo contrario se habrá minado el patrimonio cultural e histórico de los habitantes de la capital del país.