Europa da otro paso a la normalidad y la pandemia avanza en América Latina



Ciudad de México.- Con la ansiada reapertura de parques y terrazas en Madrid o las piscinas en Italia, Europa dio otro paso este lunes en el levantamiento de algunas medidas impuestas por la pandemia del coronavirus, que ha causado más de 345 mil muertos en el mundo y golpea a América Latina.



Mientras la epidemia, que ha contagiado a casi 5.5 millones de personas en el planeta, parece bajo control en Europa, tiene ahora su epicentro en América Latina y el Caribe, con alrededor de 766 mil casos y más de 41 mil decesos, y sigue castigando a Estados Unidos, que roza los 100 mil muertos.



Desde este lunes los madrileños pueden reunirse y volver a los parques y terrazas, y los españoles de otras regiones menos afectadas podrán bañarse en la playa después de 10 semanas de confinamiento, uno de los más estrictos del mundo.



Madrid, Barcelona y gran parte de Castilla y León han entrado en la primera fase de un desconfinamiento progresivo iniciado hace 15 días en el país, uno de los más golpeados por la pandemia y que este lunes revisó a la baja su cifra de muertos, situándola en 26 mil 834, casi 2 mil menos que la víspera.



El resto del país, o sea 22 millones de los 47 millones de habitantes, pasa a la segunda fase de un proceso que durará hasta finales de junio.



En España, Italia, Alemania y otros países europeos, las piscinas, gimnasios y clubes de fitness volvieron abrir este lunes.



El gobierno francés anunciará en unos días los próximos pasos del desconfinamiento, en particular medidas sobre las vacaciones de verano y la reapertura de bares y restaurantes.



En Grecia, un tercio de los bares y restaurantes --los que pueden servir al aire libre-- daban la bienvenida a los clientes el lunes después de más de dos meses de cierre. "El café tiene una dimensión social, es donde late la vida del barrio", dice a la AFP Giorgos Karavatsani, en Atenas.



La mayoría de los restaurantes en Alemania pueden abrir, al igual que algunos hoteles. Pero el gobierno está estudiando prolongar las medidas de distanciamiento hasta el 5 de julio estimando que la pandemia podría haber un rebrote "muy rápido".



Por su parte, Reino Unido prevé volver a abrir sus comercios no esenciales el 15 de junio, anunció el lunes el primer ministro británico, Boris Johnson.



El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, levantó este lunes el estado de emergencia impuesto en todo el país tras una fuerte caída del número de nuevos casos.



A pesar de sumar 98 mil 218 muertes y 1.66 millones de contagios, Estados Unidos continúa con sus medidas de desconfinamiento para reactivar una economía mortificada por la epidemia.



El miedo sigue, sin embargo, muy presente, en el país como lo muestra la decisión de prohibir ingresar a los viajeros procedentes de Brasil



El gobierno de Jair Bolsonaro, un fiel aliado de Trump, le quitó dramatismo a la decisión asegurando que la Casa Blanca ya había tomado medidas idénticas con "otros países afectados por la covid-19, como China, Irán, Reino Unido e Irlanda, así como el espacio Schengen de la Unión Europea", dijo el ministerio de Exteriores brasileño.



Ante la situación en Brasil, Uruguay decidió este lunes reforzar medidas en su frontera común.



Prácticamente toda América Latina y el Caribe empeora cada día. Detrás de Brasil, que ha registrado 23 mil 473 muertos, los otros países más castigados son México (7 mil 633 muertos), Perú (3 mil 629) y Ecuador (3 mil 203).



Después de que algunas ciudades de Bolivia reanudaran parcialmente los transportes públicos este lunes, un sindicato de trabajadores sanitarios inició una huelga de hambre para mostrar su temor a que una flexibilización de la cuarentena incremente los contagios.



En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador estimó que la crisis económica causada por la pandemia provocará la pérdida de un millón de empleos en 2020.



Su homólogo chileno, Sebastián Piñera, declaró durante la apertura de un hospital de campaña en Santiago que el sistema sanitario está "cerca del límite".



En Argentina, el aislamiento social se prolongó hasta el 7 de junio, debido a una rápida aceleración de los contagios, que se han quintuplicado en dos semanas en la ciudad de Buenos Aires y sus suburbios.