Estudio revela que inmunidad a Covid-19 no es permanente



Ciudad de México.- Un estudio de la Universidad de Medicina de Chongqing en China asegura que los anticuerpos que desarrolla el cuerpo humano contra el coronavirus pueden durar solo dos o tres meses, por lo que la inmunidad contra el patógeno podría no tener efecto a largo plazo.



El estudio, titulado Evaluación clínica e inmunológica de infecciones asintomáticas por SARS-CoV-2 y publicado en la revista científica Nature, comparó los resultados de la detección de anticuerpos en sangre de pacientes asintomáticos y de casos confirmados con síntomas, incluyendo 37 infecciones asintomáticas del condado de Wanzhou en Chongqing.



Específicamente, los autores del estudio descubrieron que las personas con Covid-19 que nunca desarrollan síntomas pueden ver que sus anticuerpos se desvanecen más rápidamente que aquellos que dieron positivo para el virus y también presentaron síntomas.



TE PUEDE INTERESAR: En México podría haber ya millones de contagios de Covid-19



El estudio comprobó que la mayoría de los infectados produjeron anticuerpos de coronavirus, concretamente la IgG y la IgM, siendo este último el que aparece habitualmente primero y de duración más corta, es el primer anticuerpo que fabrica el organismo para combatir una nueva infección.



En cambio la IgG aparece más tarde y dura más, es el anticuerpo que más abunda en el cuerpo y brinda protección contra las infecciones bacterianas y víricas, pero puede tardar un tiempo en formarse después de una infección.



Los resultados del estudio mostraron que más del 90 por ciento de los participantes en ambos grupos manifestaron disminuciones rápidas en los niveles de anticuerpos de inmunoglobulina IgG específicos de SARS-CoV-2 dentro de solo dos o tres meses después del inicio de la infección.



Los investigadores también encontraron que dentro de ocho semanas, los anticuerpos contra el nuevo coronavirus no podían detectarse en el 40 por ciento de los pacientes asintomáticos, y en el 12.8 por ciento de los que desarrollaron síntomas.