| 

Entrevistas

Estamos cambiando el rostro de la Central de Abasto: Sergio Palacios

Ciudad de México.- La Central de Abasto es el mercado de mayoreo más grande del mundo, alimenta a la capital, al país y es una potencia turística que hoy toma rostro social, aseguró el Coordinador y Administrador General de la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda-CdMx) , Sergio Palacios Trejo.

Desde hace nueve meses que tomó el cargo de Coordinador, Palacios explicó, se han impulsado los servicios sociales a más de los 90 mil trabajadores y a ello se suman las acciones por convertir los rostros de la Central de Abasto en una potencia cultural y turística, que le dé reconocimiento a las más de 90 mil personas que laboran los 365 días del año en el mercado mexicano mayorista más grande del mundo.

-La Central cumple 35 años de vida, ¿cómo lo celebrará?

-En cuanto a la celebración, vamos a tener el miércoles un baile popular con tres grupos invitados, pero estaremos dando más detalles la próxima semana.

El día viernes estaremos inaugurando los murales de la Central de Abasto, que representan un gran proyecto cultural que se está desarrollando en la ciudad.

Además, vamos a presentar un libro, y tendremos un evento muy especial en coordinación con Lance Wyman, quien diseñó el logotipo del Ceda, un referente internacional del diseño. Él creó los diseños de los juegos Olímpicos del 68 y las estaciones del Metro.

Así que vendrá a México, aquí, a platicarnos el proceso y la historia de este logotipo, y en conjunto con otro diseñador mexicano, presentarán oficialmente el logotipo de la Central con motivo de sus 35 años.

Creemos que hay que conmemorar a la Central de Abasto en este aniversario tan importante.

-¿Cuál cree que es la acción que ha destacado más durante su administración?

Que la Central de Abasto tenga dos cosas principalmente, un rostro social porque aquí todos los días trabajamos 90 mil personas y nos visita medio millón de personas, y es muy importante que tenga un rostro social y por lo mismo, gracias al apoyo que hemos tenido del gobierno de la Ciudad de México, hemos recibido hornadas de salud, de tarjeta capital social, se instaló un comedor comunitario, han venido a recibir apoyos personas en situación de calle.

-El Día de muertos tuvimos aquí una exposición de ofrendas y catrinas elaboradas por los propios compañeros de la Central de Abasto, por ello consideramos fundamental el desarrollo de la propia Central en los proyectos más fundamentales.

Desde que hemos empezado el trabajo aquí en la Central, queremos que se le reconozca, la importancia que tiene tanto para la ciudad como para el país, es algo que no se le ha reconocido. Lejos de la importancia económica, que es enorme, yo te diría, la Central de Abasto es la segunda unidad económica más importante del país después de la Bolsa de Valores, con un orden de operaciones de los 9 mil millones de dólares al años, que es una cantidad muy impresionante.

Eso es muy, muy fuerte, pero creemos que lo que más se debe destacar del Ceda, es la importancia alimentaria que tiene para todos los mexicanos. Además, ahí se refleja nuestra cultura y tradiciones, los diferentes climas y productos que hay en nuestro país. Y creemos que de pronto, que estemos generando notas de la Central en ese sentido es una aportación muy importante.

-A raíz del sismos del 19 de septiembre, la Ceda realizó importantes acciones como centro de acopio, ¿nos podría comentar acerca de este labor?

-Yo te diría que empezamos desde los sismo del 7 de septiembre, logramos enviar en pocos días un tráiler completo con 30 toneladas de alimento que se fueron para nuestro hermanos de Chiapas de de Oaxaca.

En los sismos del 19 de septiembre, al día siguiente ya estábamos instalados, estuvimos un mes completo como unidades de acopio, reunimos más de cien toneladas, y lo que decidimos después fue cada lunes estuviéramos haciendo acopio. La noticia buena, que el día lunes logramos enviar casi diez toneladas de apoyo a la gente de Secretaría de Desarrollo Social para los albergues que aún están operando en la ciudad. Creemos que es una labor muy justa y básica que debe hacer la Central de Abasto.

-¿Cuáles son los objetivos a corto y a largo plazo que tiene como Coordinador de la Central de Abasto?

-Queremos seguir en esta dinámica en que la Ceda sea reconocido por su importancia alimentaria, pero estamos desarrollando un proyecto para que la Central de Abasto de convierta en un punto turístico; reúne todas las características para serlo.

Los mercados más grandes a nivel mundial son visitas turísticas obligadas, por lo tanto, queremos que en la Ceda se desarrollen visitas guiadas a través de buses turísticos, que la gente tenga un recorrido, que conozca todas las áreas. Para desarrollar el proyecto tenemos dos vías, una es, para el turista tradicional, y otra para el público más especializado: chefs y empresarios restauranteros que podrían tener un interés comercial muy importante.

Otro aspecto que queremos trabajar hasta el fin de la presente administración es que la Central pueda tener un comercio en línea que le permita ser más moderna, más ágil, entrar a la vanguardia y mejorar la estrategia logística, porque aquí en promedio diariamente entrar entre 40 mil y 60 mil autobuses , lo que genera conflictos.en el tráfico, daño al medio ambiente, por la contaminación que genera.

Si nosotros logramos que los productos ya puedan ser comercializados vía electrónica, por internet, vamos a mejorar mucho las condiciones y mejorar la seguridad, porque actualmente un gran número de transacciones se hacen en efectivo.

-¿Qué acciones ha implementado en la Central para combatir la inseguridad?

-La Central tiene una lógica distinta, independientemente en la delegación en donde esté ubicada. Aquí la gente viene a comprar y a vender, esa dinámica, precisamente le da un sello interesante para la gente que quiere llevar a cabo conductas delictivas, como puede ser el robo.

Tenemos tantos vehículos, que también puede ser muy atractivo para la gente que roba autopartes, entonces, no tiene que ver tanto con la delegación. En ese sentido, lo que nosotros hemos procurado, es que la gente cuando viene aquí, tenga mayor seguridad, ¿cómo?

Contratamos más policías, dimos de alta algunos vehículos que hacen rondines, esto permite que haya una vigilancia eficaz por parte de la policía. Los pasillos, que miden un kilómetro, teniendo vehículos motorizados, nos permite que las acciones sean más efectivas.

Atrás estamos construyendo un edificio que va a tener un C2, la Central de Abasto va a aportar la construcción y el gobierno de la ciudad aportará la tecnología, los monitoristas, etc; muy enfocado al proyecto de ser un punto turístico, para que cuando la gente venga se sienta más segura.

También, recientemente recibieron un reconocimiento de la Cámara de Transportistas de carga, ¿qué nos puede decir al respecto de su labor?

Estamos trabajando muy de la mano, ellos son quienes permiten el desarrollo de la Central, independientemente de la organización a la que estén agremiados, son quienes permiten que los alimentos se puedan mover a lo largo de este gran país.

-¿Considera que la administración de Miguel Ángel Mancera, ha apoyado mayormente el desarrollo de la Central de Abasto?

-En mi experiencia, desde hace nueve meses, hay una comunicación muy directa con el Jefe de Gobierno, nos ha mandado el apoyo de los diferentes servicio que cuenta la Ciudad de México; eso ha permitido darle un rostro social a la Central de Abasto. Esperamos seguir contando con su apoyo.

“La Central de Abasto es una ciudad viva”, en ese sentido, tener tantas personas aquí y que realicen otras actividades, como la activación física o recreativa, ayuda a su desarrollo.

-¿Cuál es el mayor reto que tiene que superar la Central de Abasto?

-Yo creo que la Central de Abasto tiene que lograr mejorar su infraestructura. Cuando se inauguró la Central de Abasto, hace casi 35 años en la Ciudad de México y en la zona Metropolitana , vivíamos 8 millones de personas, ahorita estamos arriba de los 20 millones y los alimentos siguen llegando a la mesa de todos. Creo que ha 35 años, esperamos que la infraestructura de la Central de Abasto pueda recibir un remozamiento para seguir funcionando por los 64 años que le quedan de vida, todavía al Fideicomiso.

-¿Esos objetivos tienen una proyección internacional?

-Claro, buscamos una proyección internacional. Ante las relaciones, con nuestro principal socio comercial en torno al Tratado de Libre Comercio, si se cancela o se realiza una relación bilateral sólo con Canadá, creo que nuestro país tiene que buscar otros socios, otros destinos; voltear a ver al sur., el intercambio con Centro y Sudamérica puede ser muy interesante.

Yo te podría decir que es muy apreciada la producción en frutas y verduras en países tan remotos como Japón, China o Rusia.

Entonces, si se nos cierra una puerta, creo que tenemos muchas opciones, y en esas opciones, tenemos que ir de la mano de la modernidad y exigencia de los países muy avanzados respecto a los productos que estemos enviando nosotros: en sanidad, empaque, oportunidad y velocidad de exportación. Y creo que esa es la siguiente etapa en la que debe ir avanzando la Central de Abasto.

Además, es una oportunidad para voltear a ver a uno de los sectores más olvidados en México, el campo.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Entrevistas