Esta podría ser la razón de porque gente joven y sana está muriendo de Covid-19



Ciudad de México.- De acuerdo con un estudio presentado por la BBC Mundo, los investigadores han estado en busqueda de las causas que provocan que las personas jovenes y aparentemente sanas sufran complicaciones mayores o la muerte relacionada con el coronavirus (Covid-19).



Mientras que el 80% de los contagiados experimenta síntomas leves similares a los de una gripe común o no presenta síntomas, en el otro extremo del espectro, hay quienes acaban con neumonía y conectados a un respirador en la unidad de cuidados intensivos, donde el pronóstico no siempre es optimista.



Los casos más críticos se dan generalmente en personas mayores o con condiciones de salud previas, como hipertensión, diabetes o enfermedades coronarias, entre otras.



TE PUEDE INTERESAR: Medidas de cuidado y orientación para personas migrantes en México y Estados Unidos



Sin embargo, día a día, se reportan casos fatales donde las víctimas son hombres y mujeres jóvenes aparentemente sanos e incluso niños.



Y la pregunta del millón es: ¿Por qué sucede esto? O ¿Cómo se explica que estas personas que no están dentro de la categoría de las más vulnerables se enfermen gravemente o mueran por Covid-19?



Pues resolver este enigma no es una tarea fácil, científicos sospechan por dónde puede venir la respuesta y han comenzado a seguir distintas líneas de investigación para brindar una respuesta clara.



Entender por qué personas que no son evidentemente vulnerables sucumben a la enfermedad, aseguran, permitirá identificar a aquellos que corren más riesgos, diseñar nuevos y efectivos tratamientos y aprovechar fármacos ya existentes.



Una de las teorías que se ha propuesto y que está ganando peso es la de la predisposición genética.



TE PUEDE INTERESAR: Medidas de cuidado y orientación para mujeres en situación de violencia doméstica



Esta se basa en la idea de que nuestras propias particularidades genéticas podrían influir en la virulencia con la que el virus afecta nuestro cuerpo.



Un gen de particular interés es el que codifica al receptor ACE2 (la enzima convertidora de angiotensina 2 de la proteína de superficie celular).



Este receptor se encuentra en la superficie de las células del pulmón y otras partes del cuerpo, y es la puerta de entrada que el virus utiliza para invadir las células de las vías respiratorias y empezar a replicarse.



El gen que codifica este receptor es polimórfico: es decir, tiene una serie de variantes comunes distribuidas en la población.



“La hipótesis es que si tienes tienes una variante en particular, eso puede hacer que al virus le resulte más fácil o más difícil entrar a la célula, por tanto puede hacerte más vulnerable o más resistente a la enfermedad”, explica el Stephen Chapman, especialista en enfermedades respiratorias e investigador de Genética Humana del Wellcome Trust Centre de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.



TE PUEDE INTERESAR: Guía básica para el cuidado de adultos mayores en epidemia del Coronavirus en México



En opinión de Jean-Laurent Casanova, profesor e investigador de la Universidad Rockefeller en Nueva York, EU, estas variaciones genéticas (o, como las llama, errores congénitos), “pueden estar latentes por décadas, hasta que se produce una infección por un microbio en particular”.



Chapman cree que la vulnerabilidad dependerá probablemente no de la variedad de un gen sino de varios genes, sumada a factores adquiridos a lo largo de la vida.



Estas variaciones, acota, podrían estar localizadas sobre todo en genes vinculados a la respuesta inmunológica.



Otro aspecto interesante, dice el investigador, es si hay genes dentro del cromosoma X que influyen en la respuesta a la enfermedad, en virtud de que los hombres parecen más afectados por el nuevo coronavirus que las mujeres.



“Otra posibilidad es que haya un componente genético, ya que hay muchos genes de la inmunidad que están en el cromosoma X”, dice Chapman.



“Si hay muchos polimorfismos o una mutación rara en los genes del cromosoma X, como los hombres tienen uno, mientras que las mujeres dos, eso los haría más vulnerables”.



TE PUEDE INTERESAR: Ya hay 857 muertos por Coronavirus y se estiman 77 mil contagiados en México



En algunos pacientes con la forma más severa de Covid-19 se produce lo que se conoce como “tormenta de citocinas”.



Las citocinas son sustancias muy agresivas que el sistema inmune excreta para atacar al virus.



Pero cuando el sistema inmune se activa en exceso, esta proliferación de citocinas acaba atacando múltiples órganos incluidos los pulmones y el riñón, y este daño puede resultar en la muerte del paciente.



No se sabe exactamente por qué el sistema inmune reacciona en algunas personas de esta forma, pero la respuesta podría también estar en los genes.



“Sabemos que hay muchos polimorfismos comunes y mutaciones raras en los genes que controlan el sistema inmunitario”, señala Chapman.



“Por eso algunos pacientes que mueren podrían tener polimorfismos o mutaciones que los predisponen a una respuesta inflamatoria más excesiva”.



TE PUEDE INTERESAR: Covid-19, sin rastro de manipulación en laboratorios; origen animal, lo más probable: OMS



Michael Snyder, profesor y director del Departamento de Genética de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, cree que hay otro factor que podría tener más peso y que es ambiental: el contacto previo con otro coronavirus.



“Es muy probable que en estos casos (…) haya algo que esté sensibilizando al sistema inmunitario”.



Su sospecha apunta a “otro coronavirus que está circulando y del que no se ha hablado mucho, llamado HCoV-229E, y que produce resfriado común”.



“No sabemos si el haberse infectado previamente con este resfriado común puede hacerte más inmune o todo lo contrario, más hipersensible”.



“Es posible que mucha gente haya sido infectada en años recientes (con ese coronavirus) y no lo sepa, porque lo desestimaron como un simple resfriado”.



TE PUEDE INTERESAR: Inicia Fase 3 de Contingencia por Covid-19: López-Gatell (Video)



Otra causa de la severidad de algunos casos puede ser la carga viral en el momento de la exposición al virus.



“En términos de carga viral, cuanta más exposición tengas, más oportunidad tendrá el virus de infectar tus células donde puede replicarse”, agregó Alice Sinclair, viróloga de la Universidad de Sussex, en Reino Unido.



La respuesta no es concluyente, entre otras cosas, por lo que se ha descubierto recientemente sobre la carga viral del nuevo coronavirus, como por ejemplo que una persona asintomática puede producir una gran cantidad de virus.



Es decir, uno puede tener una gran carga viral y no estar severamente enfermo o siquiera tener síntomas.



Por eso mantener la distancia social es una de las medidas que más enfatizan tanto gobiernos como profesionales de la salud para evitar la propagación del virus.



TE PUEDE INTERESAR: Matemático de la UNAM pone en duda la aritmética de López-Gatell sobre Coronavirus



Por último, y más allá del huésped, la gravedad de la enfermedad podría depender no solo del huésped, sino también del virus mismo.



Los virus están en mutación constante y es posible que haya una cepa más virulenta que otra, aunque aún no se ha podido determinar si este es el caso para el SARS-CoV-2.