Esta no es una ocurrencia, dice Sheinbaum sobre la semana que estaremos en transición al semáforo naranja



Ciudad de México.-"Esta no es una ocurrencia", dijo Claudia Sheinbaum para defender así su plan de transición hacia el semáforo naranja en la Ciudad que dio a conocer ayer.



Este sábado, en videoconferencia, argumentó que no se tratan de medidas improvisadas, sino de todo un programa diseñado a lo largo de tres semanas con especialistas y epidemiólogos, en el cual se incluye una estrategia de identificación y seguimiento de casos sospechosos de Covid-19 que se aplicará durante la nueva normalidad.



"Somos la única entidad de la República que tiene este Programa de detección, seguimiento y protección y resguardo de los casos COVID – 19 y sus contactos, y estamos también buscando la responsabilidad de la ciudadanía, para que nos ayude a que sigan bajando los contagios y al mismo tiempo ir pasando a esta transición, pero si comienzan a subir los contagios pues regresamos de nuevo a una situación de menor movilidad en la ciudad", expuso la jefa de gobierno.



Cuestionada sobre la polémica que generó en redes sociales su plan de transición, Sheinbaum dijo que este es el camino más seguro para pasar del semáforo rojo al naranja, pero también aclaró que si para el próximo viernes 19 de junio no se cumplen las condiciones de menor número de personas hospitalizadas, entonces nos mantendremos en el semáforo rojo una semana más, la del 22 al 26 de junio.



La jefa de gobierno destacó las bondades del programa de detección, seguimiento y atención de casos sospechosos de Covid-19 y de sus contactos. Dijo que en él participan 7 mil servidores públicos, desde los que hablan por teléfono con las personas, hasta las 123 brigadas que acuden a las casas para darle continuidad al proceso de atención, además de las pruebas de detección de Covid-19 que se aplicarán en centros de trabajo, en 117 centros de salud y en territorio por parte de los brigadistas.



Se le cuestionó si existe el riesgo de un repunte de contagios a partir de la siguiente semana, cuando personas que se congregaron en protestas contra el abuso policial se situaron en un escenario de riesgo de contagio y por ello podrían presentar síntomas en los próximos días.



Claudia Sheinbaum respondió con un lacónico: "Esperemos que no impacte".