Entrenan comunitarios a niños con armas para defender a su pueblo en Guerrero



Guerrero.- La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) marchó el pasado miércoles con cinco menores edad, nuevos integrantes de la organización.



La marcha se realizó para exigir los cadáveres de cinco de las diez víctimas del ataque del pasado viernes 17 de enero y los menores de edad son habitantes de las comunidades nahuas del corredor Chilapa-Hueycatenango.



Bernardo Sánchez Luna, uno de los fundadores de la CRAC-PF, explicó que por acuerdo de los pueblos, el bloqueo será levantado hasta que el presidente Andrés Manuel López Obrador vaya a ese sitio, escuche sus peticiones y resuelva la situación de violencia que viven desde hace cinco años por el control que quiere ejercer en su territorio el grupo criminal de Los Ardillos.



A integrantes de Los Ardillos se les atribuye la ejecución de 10 personas indígenas, quienes fueron encontradas calcinadas en Chilapa, Guerrero, el pasado 17 de enero.