Entrega Sheinbaum a restauranteros usufructo permanente de la vía pública. Esto se les concedió



Ciudad de México.-El gobierno de Claudia Sheinbaum entregó a los restauranteros el usufructo permanente de la vía pública en la Ciudad de México, sin que exista todavía una normatividad para regular la ocupación de banquetas o el arroyo vehicular con mesas, sillas y enseres, y basándose únicamente en la buena fe de los dueños de esos negocios.



La proximidad de la temporada de lluvia fue el argumento que utilizó Sheinbaum para anunciar lo que llamó la continuación del programa “Ciudad al Aire Libre” y que permitirá a partir de ahora la instalación fija de estructuras sobre la vía pública, como toldos ligeros en banquetas, plataformas, barreras físicas o señalética de protección para el caso de enseres sobre el arroyo vehicular.



Según estimaciones de las mismas autoridades locales, son 18 mil restaurantes y locales con venta de alimentos preparados en las 16 alcaldías -algunos de ellos con permiso para la venta de bebidas alcohólicas-, así como 6 mil 622 antros, bares y cantinas que hoy operan como restaurantes, los que podrán hacer uso de la vía pública.



La temporalidad “será de forma permanente”, precisó en videoconferencia de prensa la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, quien aseguró que se trabaja en la creación de una normatividad con el sector restaurantero para ordenar la presencia de esos establecimientos en las calles.



Cuando se le preguntó sobre un eventual desorden de esa actividad en las calles, en detrimento de los peatones, la mandataria dijo confiar en la responsabilidad de los empresarios del sector y en particular de la Canirac, con la que se trabajó ese acuerdo y cuyo presidente, Germán González Bernal, estuvo presente en la videoconferencia.



Luego, la jefa de gobierno agregó: “Siempre puede haber sanciones para quien no cumpla con la normatividad”.



El programa “Ciudad al Aire Libre” surgió como una opción de las autoridades locales para la reapertura controlada de restaurantes en la pandemia, cuyas medidas se han relajado conforme han disminuido los contagios de Covid-19.



Así, por ejemplo, a partir del lunes 3 de mayo tendrán permitido brindar servicio hasta las 23:00 horas en exteriores y en el interior hasta las 22:00 horas. El aforo al interior crece al 40 por ciento y las mesas pueden ser ya de hasta ocho comensales en el exterior.



Pero con la temporada de lluvia y para garantizar que ello no afecte la operación de estos negocios, Sheinbaum anunció el carácter permanente de la medida y el único requisito para beneficiarse de la misma será hacer un registro en línea a partir del viernes 7 de mayo en el sitio siapem.cdmx.gob.mx



El director de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) José Peña Merino, precisó que en vías secundarias los restaurantes y locales de comida pueden extenderse al arroyo vehicular, pero en vías primarias sólo tendrán permitido ocupar las banquetas.



En banquetas se debe garantizar al menos un metro libre para el paso peatonal; en vías secundarias de uno o más carriles, el establecimiento podrá colocar enseres en el espacio que corresponda al frente de la fachada del negocio.



La Secretaría de Movilidad, en coordinación con las autoridades competentes, definirá las vialidades en las que podrán colocar enseres sobre arroyo vehicular y las zonas de parquímetros donde puedan colocarse, así como sumar otras o excluirlas del Programa, para privilegiar la movilidad, interés general, protección civil o seguridad.



Las mesas al aire libre no podrá ser mayor al 75% de las mesas disponibles al interior del establecimiento mercantil.



Se prohíbe fumar en espacios cerrados. En zonas de enseres al aire libre podrá destinarse una zona exclusiva para fumadores, siempre que se garantice que las personas no fumadoras en espacios abiertos estén 100% libres de humo del tabaco.



Las mesas deberán colocarse con una distancia de 1.5 metros entre cada una y tener un diseño y tratamiento cromático unitario, con colores adecuados a la fachada del establecimiento mercantil y a la imagen urbana de la colonia, pueblo o barrio donde se instalen.



Para el Centro Histórico, los colores permitidos para enseres y/o estructuras fijas serán: azul marino, verde bosque, café, terracota y vino, observando el Manual Ciudadano para el cuidado del Centro Histórico ; y



En Monumentos Históricos o colindantes con éstos, deberán contar con autorización y/o permiso emitido por el INAH y observar la normativa aplicable.

Etiquetas: CDMX Sheinbaum Canirac Ciudad al Aire Libre Programa