Entra en vigor el nuevo etiquetado para alimentos preenvasados en México



Ciudad de México.- El nuevo etiquetado de alimentos industriales y ultraprocesados entrará en vigor este jueves -1 de octubre-, tras ser aprobado por autoridades federales, por lo cual, corre el plazo de dos meses para que las empresas vendan todos sus productos con la señalización de Guías Diarias de Alimentación (GDA) implementadas en 2014.



El nuevo etiquetado de advertencia se basa en las modificaciones a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051, que fueron publicadas en Diario Oficial de la Federación (DOF) el 27 de marzo.



Con esta disposición se busca combatir la epidemia de sobrepeso y obesidad en México, país con el mayor índice de esta enfermedad en la población infantil y con los más altos consumos de productos ultraprocesados en toda la región de América Latina y el Caribe.



TE PUEDE INTERESAR: Conoce esta calculadora para crear tus propios alimentos sanos



Los productos comercializados en México (nacionales o extranjeros) están obligados a cumplir la NOM-051. Las etiquetas deberán exponer si un producto tiene exceso de calorías, sodio, grasas trans, azúcares y grasas saturadas. Así también, se deberá informar, mediante leyendas de precaución, cuando los productos contengan edulcorantes no calóricos o cafeína, con el fin de que no sean consumidos por niñas y niños.



Asimismo, establece que el etiquetado debe estar en la parte superior derecha del frente del empaque.



Las nuevas disposiciones, que sustituyen al antiguo etiquetado GDA, contemplan tres fases: la primera inicia en octubre de 2020 y termina el 30 de septiembre de 2023; la segunda va del 1 de octubre de 2023 al 30 de septiembre de 2025; y la última a partir del 1 de octubre de 2025, periodos en los que se irán modificando los contenidos para la aplicación de sellos de advertencia.



En conferencia virtual, Simón Barquera, director del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública, señaló que el nuevo etiquetado con el que se informa al consumidor cuando los productos exceden la cantidad de azúcares, grasas saturadas, trans, sodio y calorías establecidas en la normatividad, permite evaluar rápidamente la calidad del alimento, es claro, entendido por los niños y facilita elecciones saludables; además, promueve la reformulación, lo que ya hacen las empresas con la finalidad de que muchos productos no entren al mercado con demasiados sellos en su empaque.