En septiembre otro rollo



Ciudad de México.- Seis meses de incertidumbre, provocada por el COVID-19, falta de liquidez, endeudamiento y desempleo, además del luto en muchos hogares que provocan tristeza, desconsuelo, desesperanza y odio a la vez de los deudos de más de 60,000 mexicanos caídos.



Sé, habrá algunos de Morena que les valga una pura y dos con sal, y digan que, se hace lo que se puede.



El próximo 1 de septiembre nos vamos a tener que chutar otro cúmulo de verborrea, no le basta con la que se echa todas las mañanas de lunes a viernes e incluso en ocasiones sábados o domingos, cuando anda de gira, porque simple y sencillamente en la emergencia defiende a su enterrador Hugo López-Gatell.



La que ha defendido desde ese temerario comentario del 28 de febrero, cuando inicio el vía crucis pandémico, al que nos tiene sometidos el Coronavirus, cuando el tal “gat(e)o-científico’’, dijo que la epidemia no era eso, porque “no es una enfermedad grave, porque el 90% de los casos son leves y son sólo síntomas de un catarro’’.



Además, el sepulturero López-Gatell, que sigue contando decesos diarios y vociferando su aplanada curva, pensaba que no era un problema de salud, ni se tenía que llegar a una alerta nacional, además, de solapar la inconciencia del adulto mayor habitante de Palacio Nacional, ilustre austero republicano con su “estampita y moralidad’’.



La postura de Andrés Manuel López Obrador ese día, fue el mismo en la conferencia, presumiendo que el gobierno que encabeza, sin cubrebocas, a los que aún estaban vivos o tenían empleo que: “estamos preparados, estén serenos, tranquilos, tenemos capacidad para enfrentar esta situación. No es algo terrible ni fatal’’.



El señor presidente, quien seguramente debe pensar que le quieren coartar su libertad de expresión al pedirle use cubrebocas y confunde con “bozal’’, así lo hace con los reporteros que asisten a su performance-informativo.



Ah, eso sí. Si es el “patrón’’ Donald Trump lo ordena se lo pone y hasta detiene migrantes.



El próximo martes se medirá si pese a los hierros sanitarios que le ha costado la vida también a 1,200 galenos y enfermeros, quienes lucharon en primera línea contra el COVID-19 desde marzo a la fecha, los cerca de 2 millones de empleos formales e informales perdidos y las esperanzas rotas de millones de mexicanos, aún tiene “jale’’.



Esto para saber si aún sigue engañado que él lo es todo y que todo lo que otros piensan no es la realidad. Veremos las cifras y datos -claro la de ellos- y cómo nos pitan los meses de penitencia que nos quedan y nos dibuja el 2021, año crucial para que pueda mantener la casi mayoría que tiene en la Cámara de Diputados.



En verdad no puedo desear nada malo al Presidente en turno, igual se ha cuestionado a los mandatarios priistas y panistas, gracias a la “estampita’’ de López Obrador no llegó un perredista, porque la mayoría de ellos se quedaron en la 4T y el partido Morena.



Al tiempo.

COMMODATO



En estos momentos de tanta mentira y simulación, no sólo de este gobierno, sino incluso de los “opositores’’, los amigos del Sindicato de Trabajadores de Notimex al cual un día pertenecí y me defendieron en un conflicto, requieren la solidaridad, no la de Carlos Salinas, sino la nuestra.



Un tal Eliuh Cortés, empleado del área jurídica, si es que la conocen, les dijo al acudir de manera provocadora a las instalaciones de la empresa, donde se encuentran los colegas huelguistas: “Ya están ahí sus liquidaciones al 100’’ y de paso les espetó que la San Juana, no cumplirá con el mandato de Ley.



Recuerden que el que obra mal se le pudre el…

  • Rubén Torres

    Rubén Torres

    Defeño, reporteando desde 1980. Graduado en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, generación 1984-1988. Trabajó 13 años en Inter Press Service (IPS), corresponsalía en México, donde fue becario del entonces Programa de Naciones Unidas para la Fiscalización de las Drogas (PNUFID) hoy JIFE. Reportero de los periódicos El Día, UNOMASUNO, El Nacional, Agencia Notimex, El Sol de México y El Economista. Hoy corresponsal en Chetumal y Cancún en Luces del Siglo. He cubierto casi todas las fuentes, menos espectáculos, esos los doy y deportes. Profesor de periodismo durante 20 años en la extinta escuela de Periodismo y Arte (PART).