En riesgo la mayoría de Morena en Congreso CDMX



Ciudad de México.- Morena en la Ciudad de México (CDMX) en el 2018 con el efecto de Andrés Manuel López Obrador logró ganar el 94 por ciento de los 33 distritos electorales de la capital del país.



Ello con el apoyo de sus aliados le permitió tener una mayoría absoluta de la primera legislatura del Congreso CDMX.



Para las elecciones de 2021, el panorama ya no era tan prometedor porque se previa ganar como máximo 28 de los 33 distritos, ya que hay un desgaste por el ejercicio del poder.



De acuerdo con la medición de El Financiero, en el arranque de campaña Morena captaba el 44 por ciento de la intención de voto para diputados locales



En segunda fuerza seguiría el PAN, con 22 por ciento; el PRI, con 11 por ciento, y el PRD, con 6 por ciento. En la chiquillada Movimiento Ciudadano alcanzaba 4 por ciento; el PVEM, 3 por ciento, y el PT, 2 por ciento. Las demás opciones políticas peleaban el resto.



A 22 días de que cierren las campañas, en Morena se han encendido los focos rojos porque podrían perder no cinco sino hasta nueve distritos locales.



Los que ya daban por perdidos son el 17 de Benito Juárez, el 13 de Miguel Hidalgo, el 23 de Cuajimalpa y el 26 y 30 de Coyoacán, porque son zonas de la oposición donde el PAN tiene voto duro que se ha consolidado y sigue creciendo como oposición a Morena.



Sin embargo, las cosas se han empezado a complicar en el distrito 20 de Álvaro Obregón donde va creciendo la campaña de la aliancista Lía Limón pese a que Eduardo Santillán ha metido el acelerador y trata de capitalizar todo el voto que dejó suelto Leonel Luna. Una jugada ahí que descompone más el panorama es la reciente adhesión del hermano de Luna al nuevo partido FuerzaXMéxico.



El riesgo se ha extendido también a los distritos 3 y 5 en Azcapotzalco, aunque este último compartido con Miguel Hidalgo. Ahí la panista Margarita Saldaña ha rebasado a Vidal Llerenas, alcalde de Morena que busca la reelección. A Morena le ha pegado el mal gobierno de Llerenas y que no adhirió al PVEM y los Verdes también juegan el distrito 5 con Jesús Sesma, quien entró con calzador.



Lo mismo pasa en el distrito 16 local de Tlalpan donde la balanza ya no se inclina a Morena sino al PAN. Todos esos distritos, salvo los de Azcapotzalco, siempre en las elecciones intermedias se han inclinado al PAN.



De consumarse estas derrotas, Morena lograría el triunfo en solo 22 curules, lo que representa pasar del 94 al 66 % y a ello habría que sumar lo que resten los partidos pequeños que alcancen registro.



Hay varios factores que explican el desplome de Morena, el principal es el voto de castigo por malos gobiernos, le sigue la caída de la Línea 12 del Metro que sin duda demostró la ineficacia del partido en el gobierno en la gobernanza y lo que los está mermando es la poca unidad que se observa en los distritos, donde no se curaron las heridas del proceso interno y por ello cada quien hace campaña por su lado, como puede y sin un mensaje claro, además de que la base militante anda de brazos caídos,



La jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, ya tiene el tiempo encima para enmendar los errores y eso perfila que tendrá un Congreso más inestable que en su primer trienio, lo que no es buen augurio para la gobernabilidad de la ciudad, aunque abre la posibilidad de restaurar equilibrios y resarcir los daños a la Constitución capitalina.

NOCAUT. Las investigaciones de la tragedia de la Línea 12 del Metro ya son un lodazal donde Morena ha puesto por delante lo político y al final a las víctimas. En esa ruta todos saldrán perdiendo. ¡Abrazos, no periodicazos!

Etiquetas: CDMX Capital CDMX Morena Congreso CDMX Claudia Sheinbaum Vidal Llerenas Benito Juárez Azcapotzalco Miguel Hidalgo Lía Limón Eduardo Santillán