En recorte a presupuesto de Congreso local castiga Morena a personal de base y honorarios. Solo se quitan 4 mdp de dieta



Ciudad de México.-Los diputados locales de Morena ya tienen definido en qué partidas del presupuesto del Congreso de la Ciudad harán recortes de gastos para destinar 400 millones de pesos a la Universidad de la Salud que impulsa el presidente López Obrador. Los legisladores le quitarán recursos, principalmente, al pago de nómina para personal de base y honorarios, a la entrega de vales para mandos medios y superiores, así como a la bolsa para el pago de laudos y salarios caídos por juicios labores.



Esta propuesta de recorte contradice los dichos de los mismos diputados de Morena, quienes habían asegurado que la disminución de recursos no afectaría a los trabajadores del órgano legislativo, sin embargo, es el rubro más afectado de entre todos los capítulos de gasto, pues aunque también planean ajustarse el cinturón en renglones como la compra de mobiliario para las oficinas de los legisladores, en prerrogativas y hasta piensan en bajarle al consumo de café, el ramo más afectado es el de sueldos y percepciones. En cambio, los morenistas solo consideraron reducirse el recurso para el pago de su dieta en menos de 0.03 por ciento, respecto al presupuesto global del poder Legislativo.



El gasto autorizado este año para el Congreso local asciende a mil 766 millones de pesos, pero los diputados de Morena quieren reducirlo a mil 493 millones, es decir, planean quitarle al órgano legislativo 273 millones. Aunque, para obtener la bolsa de 400 millones de pesos que prometieron destinar a la Universidad de la Salud echarán mano de 105 millones de pesos que quedaron de remanentes del ejercicio presupuestal 2019, así como de 22 millones de pesos generados como rendimientos bancarios.



Los morenistas presentarán este documento a la Junta de Coordinación Política del Congreso local para su discusión entre los coordinadores de las bancadas y de ahí pasará al Pleno para su ratificación. La oposición argumenta que esos recursos deberían destinarse para la compra de medicamentos e insumos, a fin de abatir el desabasto que se registra en los hospitales públicos de la capital del país



Según el proyecto de ajuste, el rubro más castigado será el Capítulo 1000, pues de mil 200 millones de pesos autorizados para este 2020 se le quitarán 131.5 millones. Aquí se verán disminuidos gastos para el sueldo de personal de base, con 20.2 millones de pesos menos, así como el pago de percepciones para los trabajadores de honorarios, al que se le quitarán 46.1 millones.



Por su parte, los mismos legisladores morenistas solo se quitaron 4 millones de pesos para el pago de su dieta, pues de 65 millones planean dejar esa bolsa en 61 millones.



En el Capítulo 1000, la bancada de Morena también plantea reducir en 18 millones de pesos la partida para el pago de laudos laborales y en 25.5 millones el pago de vales para mandos medios, superiores y personal operativo.



Habrá 4.9 millones de pesos menos para prestaciones diversas al personal sindicalizado y no sindicalizado. Además, se le quitarán 9 millones de pesos a una partida denominada "Asignaciones para requerimientos de cargos de servidores públicos superiores y de mandos medios, así como de líderes coordinadores y enlaces"; ese rubro quedará en 106 millones.



En términos porcentuales, el capítulo que más baja es el 5000, de "bienes muebles e inmuebles", pues de 10.8 millones de pesos pasa tan solo a 3.9 millones. Aquí los morenistas proponen eliminar todo el gasto destinado a la compra de muebles de oficina, así como frigobares y pantallas.



Un rubro que siempre genera expectativa es el Capítulo 4000, denominado "Ayudas, subsidios y transferencias", pues en este se maneja el presupuesto para la operación de los módulos de gestión de los 66 diputados, así como para el manejo discrecional de recursos por parte de los propios legisladores a través de prerrogativas. En este caso, los morenistas planean un recorte de 39.7 millones de pesos, para dejar ese Capítulo en 287.7 millones. Todo el recorte en este renglón está previsto aplicarlo a las prerrogativas.



En otros rubros, los morenistas plantean reducir en 4 millones de pesos el gasto de café, en 3.8 millones la compra de vestuario para personal de base, en 3.5 millones la compra de papel, así como en 6 millones el mantenimiento de los distintos inmuebles que son parte del órgano legislativo.



Los diputados de Morena planean continuar con su plan de reducir a la mínima expresión el Canal del Congreso de la Ciudad, pues aunque ya le habían recortado una gran cantidad de recursos durante 2019, para este 2020 la bolsa bajará más. De 25 millones de pesos que tenían autorizado, ese Canal quedará en tan solo 2 millones



A la partida de congresos y convenciones que organicen los diputados, se le quitan 6.2 millones de pesos, mientras que el presupuesto para Comunicación Social se reduce de manera drástica, al bajar de 34.6 millones a tan sólo 5 millones de pesos.