En medio de la crisis sanitaria, industria del plástico se impone. Tuvo crecimiento y escenario favorable



Ciudad de México.-La crisis sanitaria que enfrentan México y el mundo debido al Covid-19 no ha significado una tragedia para todos y ese es el caso de la industria del plástico que, al menos en nuestro país cerrará el año con un incremento en volumen del 3 por ciento, para pasar de 7.7 millones de toneladas a casi 8 millones de toneladas comercializadas.



“¡El plástico se ha impuesto!”, celebró la ingeniera química Mónica Conde, directora de la empresa Ambiente Plástico, una firma dedicada a la investigación de mercado para este sector.



En videoconferencia de prensa, la especialista destacó aspectos de la industria del plástico que la han hecho particularmente necesaria durante la pandemia, como el hecho de que el uso del producto permite la inocuidad de los alimentos.



Detalló que por requerimientos generados en este escenario de emergencia de salud, a septiembre de este año se duplicó la importación de ciertos grupos de manufacturas, sobre todo las provenientes de países como Estados Unidos y China, como productos terminados cuya producción local no es suficiente para cubrir la demanda.



Ese es caso de telas no tejidas para producción de ropa médica y cubrebocas, láminas y envases para comida para llevar; además de láminas de PET, PVC y acrílico que, por ejemplo, se utilizan en tiendas para separar a los compradores de cajeros, cobradores y dependientes.



Mónica Conde destacó que mientras otros sectores industriales tuvieron que cancelar fuentes laborales, eso no ocurrió en la rama del plástico, donde prevalecieron los 300 mil empleos directos y 700 mil indirectos, así como las 4 mil 100 empresas que integran la cadena productiva de este sector.



Agregó que la industria del plástico en México aporta un 5 por ciento del PIB manufacturero del país, mientras que el valor de mercado del sector se calcula en 300 mil millones de pesos.



En la videoconferencia, Mónica Conde presentó el libro: “PLÁSTICOS, los protagonistas de nuestra era”, donde hizo una defensa del producto, al considerar que ha existido desinformación y confusión entre los consumidores, quienes creen que lo mejor es evitar el uso de los plásticos y sustituirlos por materiales supuestamente “más amigables con el medio ambiente”, lo cual implica utilizar de 3 a 4 veces más cantidad del material que lo sustituya y más recursos escasos.



Frente a la pandemia, dijo, quedó demostrada la importancia del plástico para el cuidado de la salud y subrayó que México es líder en reciclado de plásticos a nivel mundial debido a que se recicla un 30% de los desechos y se cuenta con empresas de clase mundial, no obstante, el costo del material reciclado es elevado debido a que los desperdicios que llegan a las plantas están muy contaminados como consecuencia de las malas prácticas de manejo de residuos, además de que los costos de energía y servicios son elevados y estas empresas no cuentan con ningún incentivo por parte del gobierno como sucede en otras partes del mundo.



La empresaria habló de la entrada en vigor, a partir de enero del 2021, de la legislación en la CMDX que impone una prohibición total en la comercialización y uso de plásticos de un solo uso.



Expuso que esa medida ha obligado a los industriales a utilizar aditivos adicionales con materiales más caros, lo cual genera un impacto negativo al sector, sobre todo a las pequeñas empresas que no podrán competir en un mercado más restrictivo. Estimó que al menos 250 compañías se encuentran en esa situación de riesgo.



HABRÁ PERIODO DE GRACIA



Por separado, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se refirió este miércoles a la próxima entrada en vigor de la legislación que prohíbe los plásticos de un solo uso.



Aseguró en videoconferencia, que antes de empezar a multar habrá una labor de persuasión, orientación e indicación al comercio, para evitar una mayor afectación económica en este momento de crisis.



No obstante, la mandataria dejó en claro que sí es importante continuar con el proceso para mejorar el medio ambiente de la Ciudad y del planeta.



En esa videoconferencia, la secretaria de Medio Ambiente Marina Robles, explicó que ha sostenido reuniones con empresarios de la industria del plástico a lo largo de los meses, así como con restauranteros y de las distintas cámaras empresariales, para lograr su disposición a cancelar el uso de este producto.



Destacó que en los operativos realizados por la dependencia para orientar al no uso de plásticos, sólo entre 7 y 8 por ciento de los establecimientos verificados se ha mantenido la entrega de bolsas de plástico.