| 

2018

En materia de seguridad el gobierno capitalino ha actuado con frivolidad, acusa Ebrard

Ciudad de México.-Marcelo Ebrard rompió el silencio contra el actual gobierno de la Ciudad. El hoy morenista criticó la estrategia de seguridad que siguió su sucesor en el gobierno de la Ciudad y lamentó que, por frivolidad, Miguel Ángel Mancera no quiso continuar con las acciones que habían funcionado en las administraciones anteriores para combatir a la delincuencia.

Al participar esta mañana en un foro organizado por Morena, sobre seguridad e impartición de justicia, el ex Jefe de Gobierno acusó que en la actual administración capitalina “no se dedicaron, ni asumieron ese compromiso (con el combate al crimen)”.

En el Centro de Convenciones de Tlatelolco y acompañado de Claudia Sheinbaum, candidata a Jefa de Gobierno, Ebrard destacó que durante la administración de Andrés Manuel López Obrador y la suya propia funcionó un modelo de combate a la inseguridad que permitió reducir delitos como el homicidio doloso y el robo de vehículo con violencia.

Agregó que el combate el crimen no es un asunto de presupuesto, de falta de personal ni de tecnología, e hizo énfasis en que la Ciudad cuenta con 15 mil cámaras de video vigilancia, contra las 150 que había en la administración de López Obrador.

“Si nos fue bien con Andrés y con un servidor, por qué se rompió el lápiz y estamos hoy con la situación que tenemos ¿por qué? Porque no asumieron ese compromiso, no se dedicaron”, lamentó.

Aseguró que con Claudia Sheinbaum se va a recuperar aquella estrategia de seguridad que sí funcionó y a la que “se le abandonó por frivolidad o igual para dejar la ciudad e ir a buscar un escaño”, fustigó el ex mandatario, quien desde su reaparición pública no había hecho un pronunciamiento tan directo hacia el gobierno de Miguel Ángel Mancera.

El también asesor de Claudia Sheinbaum en temas de seguridad, no perdió oportunidad para hablar de la inseguridad a nivel federal. Dijo que en los últimos 12 años el país ha vivido una ola de violencia que no se registraba desde la Revolución Mexicana y eso se debe a que tanto Felipe Calderón como Enrique Peña Nieto siguieron un modelo en el que se le declaró la guerra al crimen y que a ojos vistos ha sido un error.

Lamentó que la estrategia de la guerra se implementó para movilizar el miedo, lo que significó tomar las armas, generar un estado de excepción y dar permisos para matar. Mencionó que en los estados gobernados por el PAN, el homicidio doloso ha crecido de forma alarmante. Dijo que en Aguascalientes ese ilícito ha aumentado 119 por ciento; en Chihuahua, 28 por ciento; en Nayarit, 554 por ciento; en Puebla, 56; en Quintana Roo, 118; en Tamaulipas, 35; en Veracruz, 190; en Baja California, 152 y en Baja California Sur, 171 por ciento.

En el caso de las entidades gobernadas por el PRI, dijo que en Colima el homicidio doloso creció 319 por ciento; en Hidalgo, 40; en Jalisco, 34; en San Luis Potosí, 95; en Sonora 35 y en Tlaxcala, 58.

“La estrategia de la guerra es un gran fracaso”, dijo Marcelo Ebrard al señalar que, por otro lado la propuesta de Andrés Manuel López Obrador y que ya funcionó en la capital del país, se enfoca en la justicia, el consentimiento y el rechazo al uso de la fuerza de manera indiscriminada.

“El consentimiento es que estemos en un ámbito en donde haya justicia, donde nos sintamos incluidos y donde tengamos derechos”, detalló el ex mandatario local.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018