| 

Sustentabilidad

En la CDMX se puede construir para arriba sin ningún problema, asegura el secretario de Obras

Ciudad de México.- Ante diputados locales, el secretario de Obras de la Ciudad, Edgar Tungüí Rodríguez aseguró que el Reglamento de Construcciones que tenemos en la capital del país es el adecuado, pues a pesar del sismo del 19 de septiembre los edificios construidos en apego a esa normatividad se mantuvieron de pie. Se puede construir para arriba sin ningún problema, aseguró.

Dijo también que se tienen listos 260 dictámenes de edificios catalogados en rojo, como parte del proceso para evaluar su demolición, así como 340 dictámenes que se entregaron a particulares para que ellos decidan el destino de su edificio. No obstante, reconoció que el gobierno de la Ciudad ha decidido no poner los edificios en rojos dentro de la Plataforma CDMX, "para no crear más confusión de la que de pronto se podría crear y sobre todo bueno para darle certidumbre a la gente, darle seguridad de que vamos a revisarlo con mucho cuidado", dijo.

Recordó que el Reglamento de Construcciones vigente data de 1987, y destacó que después de haber visto que prácticamente los edificios construidos a partir de ese año, fecha en la cual se modificó el reglamento, permanecieron en pie o no tuvieron daños, genera certeza de que el Reglamento de Construcciones es el adecuado.

“Curiosamente prácticamente ninguna de las grandes torres que tenemos en la ciudad y que son recientes sufrieron daños, eso habla de que se puede construir bien en la ciudad, se puede construir para arriba sin ningún problema, porque siguiendo el Reglamento de Construcciones y sus normas técnicas complementarias se da la seguridad de que no va a pasar nada”, refirió.

Como parte de la Glosa del Quinto Informe de Gobierno, Tungüí acudió a comisiones de la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), en donde reveló que en el tema de demoliciones de edificios dañados por el sismo, el Comité de Emergencias del Gobierno de la Ciudad ya entregó a la Secretaría de Obras 34 expedientes de igual número de inmuebles que deberán demolerse.

Dijo que en esta semana se realizará la demolición de hasta ocho de esos edificios, mientras que ya se tienen dos edificios totalmente terminados de demolición, uno el de Concepción Beistegui 1503 y otro el de Canal de Miramontes 3010.

“En el tema de demoliciones, efectivamente hay dos demolidos, pero hay 18 en proceso, más todos los que vayamos sumando esta semana y en las semanas subsecuentes. Yo comentaba en mi intervención tenemos ya 34 expedientes entregados por el Comité de Emergencia, hasta el viernes ya llevamos intervención de 20, más los que le digo sumamos en este semana que han de haber sido como 6 u 8 más, y la idea es que bueno todo lo que nos entregue el Comité de Emergencias, de inmediato es la forma de poder empezar a demoler”, precisó, luego de que fuera cuestionado por la diputada del PRI, Dunia Ludlow, respecto a la inconsistencia de la información sobre este tema.

Agregó que se tienen 260 dictámenes de edificios catalogados en rojo, los cuales están en manos del Comité de Emergencias para que determine la viabilidad de una eventual demolición. Además, 340 dictámenes se entregaron a particulares dueños de los inmuebles y estimó que faltan 400 por dictaminar, exclusivamente de los rojos.

El procedimiento para demoler, detalló, consiste en que, una vez con el dictamen del Instituto para la Seguridad de las Construcciones que se presenta ante el Comité de Emergencia, se dictamina que el inmueble tiene que ser demolido. Comienza entonces la integración de un expediente y la orden a la Secretaría de Obras para iniciar con la demolición.

Además, la Consejería Jurídica inicia un procedimiento para notificarles a los dueños de los inmuebles cuál es la situación de su inmueble y por qué tiene que ser demolido o por qué está en una condición de demolerse.

Tungüí refirió que en aquellos expedientes entregados a los particulares, los dueños de los inmuebles decidieron que correrá por cuenta de sus aseguradoras la demolición de los edificios, aunque habrá supervisión de las autoridades capitalinas.

Cuestionado por la diputada del PAN, Margarita Martínez Fisher, sobre el costo que representará la demolición, el secretario de Obras dijo que será difícil establecer un monto, pues depende de factores como el tamaño del inmueble o si colinda con otros edificios.

"Nada más para dar una cifra, respecto a las demoliciones ahorita de los dos edificios que tenemos, el de Concepción Béistegui y el de Miramontes, Concepción Béistegui, que era un edificio como de cuatro pisos aproximadamente, un edificio pequeño, nos costó la demolición cerca de 4 millones y medio de pesos, pero el de Miramontes, que era un edificio de ocho pisos aproximadamente, ese anda cercano a los 8 millones, o sea va a depender mucho, no es que nos fije un parámetro estos números, pero sí que nos den una idea más o menos.

Si hablamos por ejemplo de un universo de 100 edificios a demoler, más o menos irle calculando, supongamos que nos vamos al número más alto, estamos hablando de 800 millones, entonces tendremos que ir viendo. No todos los asumirá la ciudad, hay muchos que están asumiendo los particulares porque eran edificios que estaban por ejemplo asegurados y el seguro pagará las demoliciones, además lo harán los particulares”, explicó el funcionario.

Una de las preguntas recurrentes de los legisladores tiene que ver con las inconsistencias en la Plataforma CDMX respecto al catálogo de edificios afectados. Refirió que luego del sismo del 19 de septiembre se recibieron más de 20 mil evaluaciones postsísmicas que ha sido necesario depurar.

“Nosotros en lo que confiamos es que en muy poco tiempo podamos tener ya revisada toda la Plataforma, por lo menos los que son verdes y rosas para dejarlo plenamente claro, porque efectivamente hemos encontrado algunas inconsistencias como las que mencionaba la diputada Dunia Ludlow”, respondió.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS Sustentabilidad