En la Álvaro Obregón el tiro electoral es de dos, y ese par hoy se dio hasta para llevar



Ciudad de México.-En la Álvaro Obregón quedó claro que el tiro por el gobierno de la demarcación es entre dos y ese par hoy se dio con todo.



Los candidatos Lía Limón y Eduardo Santillán se dieron hasta para llevar y seguramente que una vez finalizado el debate que organizó el Instituto Electoral capitalino, ambos se llevaron muchos raspones de recuerdo, porque vaya que se sacaron sus trapitos al sol.



Las participaciones de otras y otros abanderados la verdad que rayaron en lo anecdótico, ensombrecidas por esa guerra sin cuartel y pragmática que brindaron la abanderada del PRI-PAN-PRD y el candidato de Morena-PT-Verde.



No hubo un solo momento en que no se atacaran y exhibieran. Cada minuto lo aprovecharon para tratar de denostar al de al lado, porque sí, el Instituto Electoral dispuso que en el foro donde se realizan los debates, Lía Limón y Eduardo Santillán quedaran uno al lado del otro.



Quizás con maña o porque sabían lo que pasaría hoy, desde la toma de cámaras el equipo de producción brindó aspectos divertidos, pues se pudieron observar las reacciones faciales de Limón o de Santillán mientras el o la adversaria hablaban.



Eso no se había visto en los debates de otros abanderados a alcaldes y eso que ya mañana jueves 27 de mayo se celebrará el último de los encuentros entre aspirantes a los gobiernos de las demarcaciones.



¿Quién de los dos atacó primero? Pues Lía Limón fue la primera en tomar la palabra y de inmediato soltó el zarpazo contra Morena y, como lo haría en otros momentos del debate, lo hizo también contra la alcaldesa con licencia y actual candidata de Morena al gobierno de Campeche, Layda Sansores.



Lía dijo que no se ira a Campeche y lamentó que Sansores se haya llevado el dinero de la Álvaro Obregón pero dejó el cascajo. Aseguró que ella sí es vecina de la demarcación, algo que su adversario Eduardo Santillán le refutó durante la casi hora y media que duró este encuentro.



En uno de esos momentos que arrancan una risotada, Santillán expuso que la única coincidencia entre él y su contrincante del PRI-PAN-PRD es que ambos viven en las Lomas, nada más que ella vive en las Lomas de Chapultepec (alcaldía Miguel Hidalgo) y él vive en Lomas de Becerra (una colonia empobrecida de la Álvaro Obregón).



Conforme avanzó el debate creció el tono de las acusaciones. Lía Limón recordó que cuando el de Morena gobernó, hace 10 años bajo la bandera del PRD, resultó el tercer delegado peor evaluado en la CDMX.



Santillán acusó que la candidata de esa también llamada Alianza por México ocultó en su declaración patrimonial propiedades por más de 50 millones de pesos. Dijo que el papá de Lía, el ex secretario de Educación federal Miguel Limón, enfrenta una investigación en Guerrero por despojo, mientras que el hermano de ella formó parte de la Estafa Maestra durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.



Agregó que el de su contrincante es el proyecto del cártel inmobiliario que no regresará a gobernar la alcaldía.



Pero ella refuto. Expuso que todas sus propiedades están incluidas en su declaración patrimonial. Negó alguna investigación contra su padre y dijo que su hermano tiene más de nueve años que no forma parte del servicio público, por lo cual no pudo formar parte de la Estafa Maestra. Le dijo al de Morena que ellos solo saben robar, mentir y traicionar al pueblo.



Señaló que el único acusado de corrupción es Eduardo Santillán. Le dijo que es un violentador de mujeres y resultó peor que Félix Salgado Macedonio.



Le cuestionó si no le daba pena que en las mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador se refirieran a él como tratante de mujeres.



Con una fotografía de medio formato, el diputado con licencia respondió y dijo que esos de la foto son los aliados de Lía Limón. En la imagen aparecían Enrique Peña Nieto, Rosario Robles y Felipe Calderón.



Santillán exigió que Calderón saque las manos de la elección en esta alcaldía y agregó que cuando él llegue al gobierno lo declarará un vecino non grato. Más aún, en tono sarcástico, dijo que ojalá algún vecino de Álvaro Obregón se encuentre y encare al expresidente de México, “pero ojalá que ese vecino lo encuentre sobrio”, lanzó el de Morena.



La del PRI-PAN-PRD expuso que la agenda de género es un propósito de vida y no una moda. Recriminó que la única agenda de género conocida por el abanderado morenista ha sido encubrir a golpeadores, como su diputado suplente.



Calificó a Santillán de ignorante, pues el morenista dijo que la guardería ABC estuvo a cargo de Sedesol (dependencia en la que Lía Limón laboró durante el sexenio anterior). “No sea ignorante, la guardería ABC estaba a cargo del IMSS”, criticó ella.



Para finalizar en esta parte, la abanderada de la alianza cuestionó las múltiples ausencias e ineficiencia de Santillán como diputado local y le dijo que en vez de legislar seguramente su mayor actividad estaba en el bar La Corbata (un giro negro que operó a escasos metros de la sede de la demarcación, donde se señaló la venta de drogas y la trata de personas, el cual abrió durante el gobierno de Santillán como delegado).



El del Movimiento de Regeneración Nacional hizo cara de mutis, pero en su momento regresó la pedrada, al recordar que cuando Lía Limón fue diputada local votó en contra de los matrimonios igualitarios.



Acusó que actualmente, en un predio conocido como La Carola, donde líderes perredistas desarrollan un proyecto de vivienda, esos dirigentes han recibido presiones para votar por la hija del ex secretario de Educación. “Se están cometiendo delitos electorales ahí”, acusó Santillán.



Durante la recta final del encuentro, la del PRI-PAN-PRD dijo que en 11 días se acabará la pesadilla de tener un gobierno de Morena en Álvaro Obregón, y mientras aseguró que no tiene cola que le pisen, el de Morena sacó a relucir el código postal, pues dijo que el barrio lo respalda.



¿Las propuestas? Ah, sí. Quedaron también como un asunto anecdótico.

Etiquetas: