En hecho histórico, diputados niegan ratificación de tres magistrados. Predominó criterio de defensa hacia mujeres e infantes



Ciudad de México.-En un hecho sin precedentes, la Comisión de Justicia del Congreso capitalino negó la ratificación de tres magistrados del Tribunal Superior de Justicia, incluso con la posibilidad de echar para atrás la aprobación de una magistrada más durante las siguientes horas. En todos los casos donde se externó el rechazo a esos impartidores de justicia, predominó el criterio de los legisladores a ponderar la defensa de los derechos de las mujeres, de las niñas y los niños, así como la no violencia de género.



Los diputados de la Comisión de Justicia sesionaron hoy para aprobar los dictámenes y a diferencia de lo que ocurría en la extinta ALDF, donde el proceso de ratificación era un mero trámite, esta vez hubo debate, división de opiniones entre los integrantes de grupos parlamentarios y votaciones que llevaron a resultados inesperados.



Primero, y sin mucha sorpresa, los legisladores avalaron por unanimidad la no ratificación de Héctor Jiménez López como magistrado, luego de sus polémicas decisiones en el caso de Abril Pérez Sagaón, víctima de feminicidio.



Héctor Jiménez reclasificó los delitos que le permitieron obtener la libertad a Juan Carlos N, pareja de Abril y sobre quien recaen las sospechas por ese feminicidio. Desde que se remitieron al Congreso de la Ciudad las propuestas de ratificación, el Consejo de la Judicatura se pronunció por no respaldar el refrendo de este magistrado.



Un caso que generó mucha expectativa mediática fue el del magistrado Manuel Cavazos Lopez, acusado por su ex esposa de abuso sexual en contra de las hijas de ambos. Hoy, los legisladores aprobaron el dictamen de no ratificación.



Eduardo Santillán, diputado de Morena y presidente de la Comisión de Justicia dijo que el Congreso capitalino no prejuzga sobre la presunta culpabilidad o inocencia de Cavazos, pues el órgano legislativo no es la instancia para determinar esa responsabilidad.



Sin embargo, dijo que la no existencia de una responsabilidad penal no va implícito con el concepto de honorabilidad o de buena fama, características que debe reunir un magistrado. Así, dio lectura al proyecto de dictamen que se aprobó por unanimidad en donde quedó establecido que Cavazos “no resulta idóneo para el desempeño del cargo de magistrado del Tribunal Superior de Justicia, por lo que no es de ratificarse para el cargo”.



De esta forma, Cavazos dejará de ser magistrado a partir del próximo viernes 28 de febrero.



Sorpresas



La Comisión de Justicia también tenía que discutir la ratificación de otros cinco magistrados y ahí surgieron sorpresas e incluso se ventilaron divisiones entre diputados de Morena que arrojaron resultados inesperados, como la no ratificación de Rosa Laura Sánchez Flores.



El diputado de Morena, Carlos Hernández Mirón, tomó la palabra para anunciar que votaría en contra de la ratificación y recordó que el 28 de mayo de 2016 Sánchez Flores otorgó la pena de tan sólo cinco años de cárcel a dos jóvenes que secuestraron, violaron y asesinaron a una joven, para arrojar después su cuerpo a la orilla de una carretera en Cuautla, Morelos.



Subrayó que los distintos niveles y órdenes de gobierno realizan acciones contundentes para combatir la violencia contra niñas y mujeres. Hoy más que nunca, consideró, los impartidores de justicia deben actuar con perspectiva de género, pero la magistrada Sánchez no atendió ese llamado y ahora los diputados deben sentar un precedente.



Su compañera de bancada, Paula Soto, se sumó a esa postura e incluso presentó un voto particular. La morenista dijo que no se puede permitir una justicia parcial y por ello se le debe dar a la ciudadanía la esperanza de que la clase política va a cambiar las cosas y que se ha comprendido el mensaje de la sociedad.



Así, de 12 diputados presentes a la hora de la votación, seis legisladores votaron en contra de la ratificación, cuatro a favor y dos abstenciones. Hubo una división de los legisladores de Morena, pues mientras Soto, Hernández Mirón, Ricardo Ruiz y la coordinadora de la bancada Martha Ávila rechazaban la ratificación de la magistrada Sánchez, hubo morenistas que sí la respaldaron, como Eduardo Santillán, Lourdes Paz y Yuriri Ayala.



Otra votación polémica fue la de la magistrada Patricia Gudiño Rodríguez. En ese caso, la diputada Paula Soto alertó que tanto en su ensayo como en la entrevista que sostuvo con legisladores locales y como parte del proceso de ratificación, la magistrada se pronunció por imponer un castigo de carácter penal al padre o tutor que ejecute la alienación parental, una conducta que incluso se había eliminado del marco legal de la CDMX desde 2017.



La diputada Soto llamó a sus compañeros legisladores a ser más sensibles y no tomar en cuenta sólo la numerología con la que se enarbola el desarrollo profesional de un magistrado. Acusó que la alienación parental ha sido uno de los argumentos más fuertes para afectar los derechos de las mujeres en juicios de patria potestad de los hijos o de pensión alimenticia.



“No podemos permitir que haya una magistrada que está trabajando los derechos familiares con este tipo de argumentaciones. Los tiempos que estamos viviendo nos urgen a ponernos del lado correcto de la historia y creo que este es del lado de los derechos de las niñas y las mujeres que consistentemente hemos sido discriminadas y mal juzgadas”, expresó Paula Soto en entrevista al final de la reunión de la Comisión.



Patricia Gudiño obtuvo el voto a favor de 8 diputados, contra seis. El resultado, reconoció Eduardo Santillán, podría poner en riesgo su ratificación si en el Pleno del Congreso se replica una votación con un porcentaje similar.



El caso es que en el Pleno los dictámenes de ratificación o no de los magistrados se deben aprobar por mayoría calificada, es decir con el voto de las dos terceras partes de los legisladores presentes.



“Cualquier votación, de cualquier comisión, puede ser modificada en el Pleno, eso es parte del proceso parlamentario”, dijo el diputado de Morena, quien agregó que mañana jueves en la sesión ordinaria se presentarán los dictámenes respectivos.



No descartó que aquellos magistrados que enfrentan la no ratificación puedan ampararse y si eso sucede no podrá iniciar un nuevo proceso para que otros jueces sean candidatos para ocupar esa vacante. De alargarse ese procedimiento y en tanto se resolvieran los amparos, el Tribunal Superior de Justicia cubrirá los espacios acéfalos de manera provisional con un juez que será nombrado magistrado de forma temporal.



Eduardo Santillán destacó que la decisión de los diputados es un hecho sin precedente, pues no había ocurrido que el Legislativo local negara la ratificación de magistrados.



También explicó que a partir de la publicación y promulgación del dictamen respectivo en la Gaceta Oficial de la Ciudad, los magistrados no ratificados cuentan con 15 días hábiles para interponer un amparo.