| 

2018

En el último día de sesiones, la ALDF se vuelve crisol de polarización y advertencias

Ciudad de México.-Las campañas en la Ciudad suben de tono y la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) se vuelve el crisol de esa polarización electoral, con todo y que el órgano legislativo está a horas de cerrar su periodo de sesiones.

Juan Ayala, líder de los burócratas del gobierno capitalino y candidato del PRD a diputado local, llegó con un millar de los suyos a la sede de la Asamblea para lanzar arengas y advertencias a los legisladores de Morena.

Amenazó con hacer paros y “tomar de forma pacífica” la capital del país si los morenistas persisten en calumniar al Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad con el argumento de que los burócratas apoyan indebidamente a la coalición Por la CDMX al Frente. “El Sindicato no amenaza, el Sindicato avanza”, aseguraba una lideresa sindical a espaldas de Juan Ayala.

Con arengas que se transformaban en insultos y rechiflas, primero desde las escalinatas de acceso al recinto legislativo y luego en el salón Heberto Castillo de la ALDF, Ayala y sus agremiados exigieron una disculpa pública de parte de César Cravioto, coordinador de la bancada de Morena en la Asamblea.

Ayer, Cravioto acusó que los burócratas capitalinos se movilizaban de forma ilegal para apoyar a la coalición del PRD, PAN y MC, y en contra de Andrés Manuel López Obrador, además de denunciar el acoso laboral y las amenazas de las que son objeto aquellos trabajadores que deciden apoyar a Morena.

Hoy el morenista tuvo la respuesta de alrededor de mil trabajadores sindicalizados del gobierno local. “¡Fuera Morena, fuera Morena”, “¡No somos uno, no somos 100, pinche Morena, cuéntanos bien!” o “¡No llegarán!”, gritaban al unísono los burócratas locales en el cruce de las calles Donceles y Allende.

Los empleados decían que también realizarían paros en aquellas delegaciones de Morena donde se violen los derechos del personal de base, porque a decir de Ayala, hay denuncias de que en Tláhuac y Xochimilco los trabajadores son obligados a apoyar a Claudia Sheinbaum.

En una improvisada conferencia de prensa dentro del salón Heberto Castillo del recinto legislativo, rodeado de unos 40 líderes de secciones sindicales, así como de los diputados del PRD Leonel Luna y Raúl Flores, Ayala fue más allá en sus advertencias.

“No vamos a permitir que se metan con nuestras familias, si se meten con ellas se van a tener que atener a las consecuencias”, amenazó el líder sindical, quien decía que el Sindicato representa a 180 mil trabajadores, y agregaba: “Vamos a tomar la Ciudad; le avisamos a la Ciudad ¿Quién es el responsable? Porque nosotros no estábamos metiendo una cosa con la otra, pero al atacarnos como trabajadores como lo hicieron ayer, venimos a exigirle la disculpa pública a Morena”, dijo el líder del SUTGDF.

Expuso que durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se vivió una de las peores épocas para las condiciones laborales de los trabajadores del gobierno de la Ciudad, cuando incluso de sus bolsillos los trabajadores tuvieron que poner recursos como papel de baño para los sanitarios.

Expuso que con Miguel Ángel Mancera hubo un aumento salarial histórico de 32 por ciento, además de otras prestaciones que no trastocaron las finanzas públicas de la Ciudad. Advirtió que no permitirán retrocesos en esos derechos conquistados.

Cuestionado sobre si el millar de trabajadores que lo acompañaban estaban en horario laboral, Ayala argumentó que todos estaban en comisiones sindicales, y agregó que los burócratas ejercen libremente sus derechos constitucionales de expresar sus preferencias y apoyos políticos, pero sólo los fines de semana.

Negó, a pregunta expresa, que él mismo incurra en un conflicto de interés, porque es candidato a diputado local por la coalición del PRD-PAN-MC y al mismo tiempo usa al sindicato para hacer política.

-No ¿por qué? ¿Por qué es un conflicto de interés?-, alegó.

-Porque usted está usando al sindicato-, se le inquirió.

-No, no estoy aprovechando absolutamente nada-, reviró antes de que el diputado del PRD, Raúl Flores interviniera en defensa del líder gremial.

La conferencia de prensa terminó con las amenazas acentuadas por parte de los burócratas, de que tomarán las delegaciones gobernadas por Morena. “Es una advertencia, ya estamos cansados”, dijo Ayala.

Pero el ambiente de tensión no quedaría ahí. Apenas los sindicalizados se retiraban de la ALDF, en uno de los pasillos de acceso al salón de sesiones el diputado del PRI, Adrián Rubalcava, se hacía de palabras con diputados y asesores del PAN.

Las razones del desencuentro no quedaron del todo claras, pero en imágenes captadas por Capital CDMX se observa a los diputados panistas Gonzalo Espina y Ernesto Sánchez increpar a Rubalcava y a sus asesores. Incluso Sánchez se manotea y se empuja con asesores priistas.

Curioso fue que en esa confrontación había dos aspirantes a la alcaldía de Cuajimalpa, el panista Espina y el priista Rubalcava. Este último, por cierto, controla políticamente esa demarcación.

En el equipo del asambleísta del PRI la explicación fue que se trató de “un incidente que se resolvió de manera muy cordial entre ambos”.

La respuesta de Cravioto

Por la tarde, César Cravioto respondió a las acusaciones de Juan Ayala. En una conferencia acusó al dirigente de Morena de emprender una guerra sucia en contra de Claudia Sheinbaum.

El legislador dio lectura a un mensaje que circula por WhatsApp, en el que se asegura que Sheinbaum propuso quitar el premio de puntualidad y asistencia, así como los tiempos extras y guardias, además de adicionar un incremento de dos por ciento al Impuesto Sobre la Renta (una contribución federal) a cada prestación que reciban los sindicalizados, además de aplicar un aumento de 59 por ciento en impuestos a vales de fin de año y aguinaldos.

“Es una falsedad. La propuesta de Morena es la de otorgar un aumento salarial por encima de la inflación; no habrá represión a los trabajadores”, expuso el diputado de Morena, quien dijo que si Claudia Sheinbaum llega a la administración capitalina lo primero que hará será acabar con los privilegios pero de Juan Ayala, al que calificó como un nuevo Fidel Velázquez.

El coordinador de los asambleístas de Morena lamentó que mientras las autoridades electorales no hagan su trabajo seguirán las campañas sucias y la manipulación de los trabajadores sindicalizados con fines políticos.

“Ayala asegura que no hacen política con el Sindicato, pero está aquí con Leonel Luna y Raúl Flores haciendo política”, denunció Cravioto.

Etiquetas CDMX ALDF SUTGDF Juan Ayala Cravioto Leonel Luna Raúl Flores

COMENTARIOS

MÁS 2018