En el cumplimiento del deber



Ciudad de México.- En México mueren muchos policías. 524 el año pasado, según datos de Causa en Común. La tasa de policías asesinados en nuestro país fue de 27.9 por cada 100 mil habitantes, frente al 2.9 de la medición en Canadá.



Un desastre por donde quiera que se le vea. Los policías trabajan en condiciones precarias y no suelen obtener reconocimiento, por el contrario, la inseguridad de las calles se traslada a la que tienen por la seguridad en el empleo.



Es evidente, que hay que cambiar esta situación si queremos que las condiciones para construcción de la paz sean propicias.



TE PUEDE INTERESAR: Los médicos ya no están en tu casa



Por lo pronto, el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, decidió enfrentar de la manera correcta el homicidio de 13 policías en el municipio de Coatepec Harinas.



Para empezar hizo un homenaje a los caídos. Los familiares recibieron en el Palacio de Gobierno, reconocimiento y el agradecimiento por el trabajo desempeñado en áreas de seguridad.



Los hijos de los policías caídos en el cumplimiento del deber, estarán becados hasta el nivel superior, para que la muerte de sus padres no signifique, además, la cancelación de proyectos y oportunidades.



Esto es muy importante, porque manda el mensaje a las fuerzas policiales de que cuentan con el respaldo y la solidaridad de quien gobierna en su estado, y que en lugar de achacar culpas a pasados imaginarios, se concentra en resolver los desafíos del presente.



Sería ingenuo creer que esto resuelve problemáticas profundas que aquejan a las corporaciones en el Estado de México, pero es un paso importante en el sentido correcto.



La policía necesita del reconocimiento social para funcionar a cabalidad.



Mientras esto ocurre, las autoridades mexiquenses atraparon a 25 personas que están implicadas en los hechos y que colaboraron, de distintas maneras en la perpetración de la masacre.



Todo indica que el ataque fue perpetrado por integrantes del grupo delictivo de La Familia Michoacana y que lo hicieron, entre otros motivos, para evitar la colocación de un punto de revisión en la zona.



Las próximas semanas y meses serán difíciles para los policías que patrullan la región, pero con resultados y estrategias inteligentes se podrá recuperar la tranquilidad.

  • Julián Andrade Jardí

    Julián Andrade Jardí

    En la actualidad soy periodista y consultor. Escribo en diversos medios y entre ellos Forbes, La Crónica de Hoy y Etcétera. En La Razón me desempeñé como columnista y editor jefe. En Milenio trabajé como coordinador de información y en La Crónica de Hoy como subdirector. Dirigí Newsweek en español. En el ámbito de gobierno, fue coordinador general de comunicación social en el gobierno de la Ciudad de México y en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de Federación. Soy autor de la novela "La lejanía del desierto" y coautor, con Jorge Carpizo, de "Asesinato de un cardenal".