| 

2018

En Metro, Mikel Arriola reinicia precampaña postnavideña, y le reprochan por cómo dejó el IMSS

Ciudad de México.- Pasada la navidad, Mikel Arriola decidió reiniciar su precampaña electoral en los pasillos y vagones del Metro, pero al precandidato del PRI no le fue nada bien porque al llegar a la estación Observatorio, un grupo de personas salidas de la nada pero muy bien organizadas comenzó a gritarle "ratero" y recriminarle las deficiencias en las que dejó al IMSS.

Con el rostro enrojecido, el aspirante a Jefe de Gobierno se formó en la fila para comprar boletos y luego, cuando pretendía ingresar al andén, se equivocó pues ya caminaba a la salida, hasta que sus asesores le corrigieron el paso.

En todo ese tiempo, Arriola fue objeto de los gritos y acusaciones que le hacían los supuestos usuarios, quienes lo siguieron por el andén, mientras le lanzaban improperios y decían que por su culpa no hay medicamentos en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Solo se libró de ellos hasta que se subió al tren de línea 1, dirección Pantitlán, porque ya no lo siguieron.

El priista tomó el Metro para dirigirse al Centro Histórico, pues en un tradicional café de la calle de Tacuba se reunió con líderes de ese partido en la capital del país. En su trayecto platicó y saludó a algunos usuarios, mientras otros pasajeros preguntaban quién era ese señor.

Transbordó en Pino Suárez para subirse en la línea 2 y bajó en la estación Allende, en donde los reporteros ya lo esperaban. Ahí aseguró que es usuario frecuente del Sistema de Transporte Colectivo, ya lo usaba para viajar de sus oficinas en el SAT, en avenida Hidalgo, al Zocalo capitalino, para llegar a la Secretaría de Hacienda.

Planteó que un buen objetivo para mejorar la movilidad en la capital del país puede ser la construcción de 15 kilómetros de Metro al año, lo que permitiría llegar a demarcaciones donde los trayectos son muy largos como Milpa Alta y Xochimilco, todo ello sin incrementar la tarifa.

Sobre los gritos y descalificaciones que enfrentó en la estación Observatorio, Mikel Arriola dijo que no ve a la gente de la Ciudad con esas formas. Agregó que los ciudadanos son educados y no insultan, pero así es la democracia y hay libertad de expresión.

Invitó a quienes lo fustigaron, o si fueron enviados por alguien, a seguir la precampaña y luego la campaña, para que vean cuál es la mejor opción.

En la parte final de la entrevista y luego de decir que es un usuario frecuente del Metro, se le preguntó cuál es la estación en la que tendría que bajarse para llegar a la Secretaría de Gobernación.

El priista lo pensó. Luego dijo que la estación más cercana es Balderas (aunque la más próxima es Cuauhtémoc, línea 1). "Puede ser, eh...Balderas. Sí, de ahí, junto a Televisa uno puede caminar; agarra Bucareli, a la Secretaría", respondió.

Respecto a la presencia de los ambulantes en las instalaciones del Metro, Arriola dijo que lo obligado es cumplir la ley, sobre todo ante el hartazgo de los usuarios, aunque dijo reconocer en los ambulantes a un sector que se debe atender y con los que se debe acordar, para no conculcar los derechos de otros ciudadanos.

Etiquetas Noticias

COMENTARIOS

MÁS 2018