Emilio L se declara inocente y denuncia haber sido intimidado



Ciudad de México.- Este martes 28 de julio se llevó a cabo la primera comparecencia de Emilio “L”, ex director de Petroleos Mexicanos (Pemex), ante las autoridades mexicanas en la que se le imputó el delito de lavado de dinero, por supuestamente haber recibido un soborno de 3.5 millones de dólares por parte de Altos Hornos de México para que Pemex comprara la planta "chatarra" Agronitrogenados.



En una comparecencia “anormal”, en la que por la pandemia del Covid-19 el proceso sera a distancia. Ademas, de que el ex director de Pemex continúa ingresado en el Hospital Ángeles del Pedregal, donde fue internado desde el día de su llegada a México, el pasado 17 de julio, debido a varias condiciones de salud, entre ellas; una hernia hiatal y anemia.



La primera comparecencia de Emilio “L” se llevó a cabo vía remota, a puerta cerrada y sin acceso a cámaras o medios de comunicación, quienes se iban enterando de la evolución de esta sesión a través de mensajes de WhatsApp en un chat organizado por la Judicatura Federal (CJF).



Emilio “L” se comprometió a colaborar con las autoridades. Asi como también dejó claro que denunciará a quienes lo presionaron, intimidaron y lo instrumentalizaron mientras se cometieron los delitos.



“Como comenta mi abogado, quisiera añadir y hacer de su conocimiento con relación a los hechos objeto de esta investigación, fui sistemáticamente intimidado, presionado, instrumentalizado”, denunció.



Emilio “L” también negó haber recibido un soborno por parte de Altos Hornos de México y por lo tanto, también dijo que es falso que haya usado ese dinero para comprar una casa en la colonia Lomas de Bezares, en la Ciudad de México, misma que según él, había declarado desde que asumió el cargo como director de Pemex. De hecho negó ser responsable o culpable de los delitos de los que se le acusa.



"Mi compromiso fue renunciar al juicio de extradición para que se aclare mi situación jurídica y en el momento de la exposición de datos de prueba, demostraré que no soy responsable ni culpable de los delitos que se imputan”.



Asimismo, agradeció a la Fiscalía General de la República (FGR) que se le informara de los delitos de los que se le acusa y sostuvo que responderá a ellos en el momento que se le presenten los indicios de prueba en su contra.



Posteriormente y al cierre de la audiencia inicial de imputación, los abogados defensores del ex director de Pemex, Miguel Ontiveros y Alejandro Rojas, le informaron al juez que su cliente “el señor Emilio fue utilizado en su calidad de instrumento no doloso, en el marco de un aparato organizado de poder que se alejó del derecho” y de cara a los presuntos delitos expuestos por la FGR.



Por lo anterior, Emilio “L” se comprometió en presencia del juez a denunciar los hechos delictivos, con el propósito de construir “un criterio de oportunidad que se ha empezado a gestar con la FGR”.



La defensa agregó que ese criterio de oportunidad “tiene el objetivo de hablar con la verdad, encontrar esa verdad y finalmente hacer justicia”.



Tras dar por cerrado el debate sin que la defensa impugnara el relato de la FGR sobre el caso Agronitrogenados, el juez José Artemio Zúñiga ordenó un receso y la reanudación de la audiencia para emitir el fallo de vinculación a proceso.



Una vez reanudada la comparecencia, el juez determinó vincular a proceso al ex director de Pemex por “el delito previsto en el artículo 400 bis, del Código Penal Federal en su redacción del año 2012, es decir operaciones con recursos de procedencia ilícita, en la modalidad de adquirir un bien inmueble dentro del territorio nacional, con conocimiento de que los recursos utilizados proceden de una actividad ilícita con el propósito de ocultar el origen o propiedad de dichos recursos con el fin de aparentar una actividad lícita.”



Fijando así las siguiente medidas cautelares:

  • Continuará vigilado por la Policía Ministerial mientras esté en el hospital, una vez que sea dado de alta se podrá trasladar.
  • Tiene prohibido salir del país y deberá entregar sus documentos como pasaporte y visa en el juzgado del reclusorio Norte.
  • Se le colocará un brazalete electrónico que será pagado por Emilio “L”.
  • El juez suma una medida cautelar para presentarse los días 1 y 15 cada mes ante la autoridad correspondiente del centro de justicia.